• Porque cocinar es fácil

    Sólo tienes que proponértelo y estar preparado para disfrutar.

  • Planifica tus comidas diarias

    Será más fácil. Además tus alimentación será más equilibrada .

  • Haz la lista de la compra con lo necesario para cocinar lo planificado

    Es una manera fácil de ahorrar.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Ensalada marroquí

Esta es una ensalada que puede perfectamente convertirse en un plato único en casa ya que es completo.
La base principal es el cuscús, que como bien sabéis es una sémola de trigo especial que resulta muy adecuada para hacer ensaladas, ya que absorbe muy bien el sabor de las hortalizas frescas y las salsas.



Ingredientes
 Para 4 personas

  • 175 gr de cuscús
  • Un par de cebolletas finamente picadas.
  • 1 pimiento verde pequeño
  • Un trozo de pepino
  • 175 gr de garbanzos en conserva, lavados y escurridos
  • 60 gr de pasas sultanas o de corinto sin semillas
  • 2 naranjas
  • sal y pimienta
  • ramitas de hierbabuena
  • hojas de lechuga

Para la salsa

  • la ralladura de media naranja
  • 1 cucharada de hierbabuena fresca
  • 150ml de yogurt natural
Preparación

Ponemos el cuscús en un cuenco y lo cubrimos de agua hirviendo. Recordad, misma cantidad de agua que de cuscús.. Lo dejaremos unos 15 minutos, hasta que se hinchen los granos y lo removeremos con un tenedor para que se despeguen.
Escurrimos el agua que pueda quedar en el fondo del cuenco, que no habrá si ponéis la misma cantidad de agua que de cuscús, y mezclamos con la cebolleta picada finamente, el pimiento, también despicado y cortado fino, el pepino, los garbanzos y las pasas. Removemos bien y sazonamos al gusto con sal y pimienta.

Para hacer la salsa, ponemos en un cuenco el yogur, la ralladura de la naranja y la hierbabuena picadura y mezclamos. Mezclamos con el cuscús.

Retiramos la cáscara de la naranja y la parte blanca y sacamos con cuidado los gajos limpios. Los reservaremos para servir la ensalada.

Para servirla, disponemos las hojas de lechuga o brotes en los cuatro platos individuales. Dividimos la ensalada de chuscos entre los cuatro platos y colocamos los gajos de naranja por encima.

¡¡No digáis que no es bonita!! ¡Pues sabe mejor!

Ya me contaréis.

miércoles, 5 de julio de 2017

Coliflor al horno con especies

El otro día publicaba una guarnición de garbanzos que quedaba fenomenal con la carne (link aquí) y hoy os traigo otra guarnición que también queda muy bien que es coliflor al horno.
Si bien os contaré qué especies le he puesto yo, podéis usar las especies que queráis, las que más os guste.
Ingredientes:


  • 1 coliflor
  • 50ml de aceite de oliva
  • 1 cucharadita rasa de:

                  -pimentón dulce
                  -curry
                  -cúrcuma
                  -comino molido
  •  un poco de pimienta negra
  • un poco de cayena molida
  • sal
Preparación:

Comenzaremos calentando el horno a 180 grados.
Cortamos la coliflor sacando los ramilletes pequeñitos y la lavamos y escurrimos bien. 

En un bol ponemos el aceite, la sal y todas las especies que hayamos elegido y removemos bien. 

Añadimos los ramilletes de coliflor y los removemos para que se impregnen bien de las especies.

Disponemos la coliflor sobre la bandeja del horno protegida con papel vegetal y la introducimos durante 25 minutos a 180 grados. Estará lista cuando veamos que empiezan a dorarse.

Si las hacemos antes de la hora en que las vayamos a comer podemos recalentarlas en el propio horno y listo.
¡Ya me contaréis!



miércoles, 21 de junio de 2017

Pollo al horno con arroz

El otro día planteaba cómo hacer unos muslos y contra muslos de pollo, al que no le había retirado los huesos. Normalmente siempre los suelo hacer al horno con algunas especias, cebolla patatas y poco más. Esta vez he querido ser un poco más creativa.
Para ello me he inspirado en la receta de arroz al horno valenciano y he hecho un max-mix podríamos decir.


Ingredientes:
Para 3 personas


  • 3 muslos y contra muslos de pollo
  • 1 cebolla
  • 250 gr de judías verdes
  • Caldo de pollo
  • Arroz
  • sal
  • aceite de oliva
  • pimentón de la vera

Preparación:

Por un lado pondremos a calentar el caldo para cuando lo necesitemos. Por otro pelamos la cebolla y los ajos y los cortamos finamente. Igual hacemos con las judías verdes, que cortaremos en trocitos pequeños. Lo ponemos todo a referir en una sartén.


Un poco más tarde le pondremos un poco de pimentón y refreiremos ligeramente. Cuidado de no quemarlo.


En una sartén aparte, doramos también el pollo a fuego fuerte y lo reservamos.

Cuando la verdura esté medio rehogada, añadimos el arroz. Yo como siempre mido en un vaso o cuenco dos puñados por persona, y refreimos un poco.
Añadimos el doble de cantidad de caldo caliente que de arroz y todo esto lo volcamos en una fuente apta para horno.


Colocamos los muslos y contra muslos encima y lo introducimos en el horno precalentado a 200º durante 25-30 minutos, hasta que el arroz esté seco.

El resultado, muy rico. ¡Ya me contaréis!

domingo, 4 de junio de 2017

Ensalada de brotes tiernos, mango, aguacate y feta.

Llega el buen tiempo y con ello el deseo de empezar a abusar de las ensaladas y las comidas fresqueras en general. En casa no le hacen feo a ninguna ensalada, sea la mezcla que sea, así que me he atrevido con esta, que lo cierto es que está riquísima. EL mango y el aguacate combinan muy bien y la vinagreta de mango potencia aún más el sabor a esta fruta exótica, que a mí, particularmente, me chifla. Los brotes tiernos pueden ser sustituidos por canónigos o el tipo de lechuga que más os guste. Yo mezclé los brotes con un puñados de canónigos. Y el queso feta también puede ser sustituido por otro queso que sea algo saladillo, como por ejemplo el rulo de cabra. Como prefiráis.


Ingredientes:


  • 1 bolsa de brotes tiernos (yo añadí un puñado de canónigos)
  • 1 mango
  • 1 aguacate
  • 1/2 taco de queso feta
  • Para la vinagreta:
  • sal
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 de vinagre de jerez
  • 1 trozo de mango


Preparación:

En una ensaladera ancha colocamos los brotes y les añadimos sal. Mezclamos bien. A continuación, pelamos el aguacate y el mango. Del mango reservaremos un trozo para la vinagreta. Cortamos en trozos al gusto y las disponemos por encima de los brotes. Desmigamos el queso feta y lo esparcimos igualmente por encima de la ensalada.
Preparamos la ensalada poniendo todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batimos bien. Rociamos la vinagreta por encima de la ensalada.
¡Lista para comer! ¡Ya me contaréis!

CONSEJO: Si vais a preparar la ensalada bastante antes de comerla, rociad el aguacate con un poco de zumo de limón para que no se ponga oscuro y le quite a la ensalada la pintaza que tiene.

martes, 16 de mayo de 2017

Calabacines rellenos gratinados con mahonesa

Receta fácil y resultona de calabacines rellenos. Usaremos microondas, sartén y horno, pero creedme si os digo que se hace rápida y está rica. No son los calabacines rellenos de mi vida, pero están buenos y dentro de la comida rápida, es la alternativa sana. Hay que tener recetas en el cajón de esas que te sacan de un apuro si no tienes tiempo para cocinar y no quieres comer cualquier cosa. Esta es una de ellas.


Ingredientes:
 Para 3 personas:

  • 3 calabacines blancos o verdes, al gusto.
  • 3 huevos
  • 3 latinas de atún en aceite escurridas.
  • 1/2 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • Mahonesa
  • sal, aceite de oliva y orégano.
Preparación:

Empezaremos poniendo los huevos a cocer y calentando el horno en la función gratinar. A continuación, lavamos bien los calabacines y les quitamos las puntas, los partimos por la mitad a lo largo y los ponemos en el microondas 10 minutos para ablandarlos. 
Cortamos la cebolla finamente y el pimiento rojo tb y ponemos a referir. Abrimos las latas de atún y las vamos escurriendo. 
Al sacar los calabacines del microondas y con ayuda de una cuchara, iremos extrayendo la pulpa que cortaremos en trocitos tb pequeños y añadiremos a la sartén de cebollas y pimientos. 
Pelamos los huevos y los troceamos. Los añadimos tb a la sartén al igual que el atún escurrido y desmigado. 
Ponemos un poco de sal y orégano. Se puede poner pimienta negra si se desea o cualquier otra especie que os guste.
Colocamos los calabacines en una fuente y los vamos rellenando con la mezcla previamente cocinada. Cubrimos con un poco de mahonesa e introducimos en el horno para que gratine.
 Es un plato que sacia bastante teniendo en cuenta que comemos la piel y todo. ¡El calabacín desaparece del plato!Pero se puede acompañar con un poco de arroz blanco por ejemplo. Os dejo el que yo suelo hacer de acompañamiento en este link, por si queréis.

¡Ya me contaréis!

miércoles, 10 de mayo de 2017

Salmón en papillote con espárragos





Hola a todo@s!!! Hoy traigo una receta de salmón rica, rica. Otra de esas recetas que sabéis que me encantan, es decir, fácil, rápida, sabrosa y que te saca de un apuro. Porque me imagino que os habrá pasado más de una vez que habéis llegado a casa a lo justo antes de comer y no teníais comida preparada.  Pues esta es una de esas recetas que te saca de ese apuro y te permite seguir comiendo sano y bien. En este caso yo he utilizado rodajas de salmón porque lo había comprado en principio para la plancha, pero para el papillote quedan mejor los trozos de lomo, si bien, como siempre, esto depende del gusto de cada uno.


Ingredientes:
Para tres personas:

  • 1 manojo de espárragos
  • 3 trozos de salmón 
  • salsa de soja
  • sal
  • ajo en polvo
  • papel de aluminio
Preparación:
Muy fácil. Precalentamos el horno a 200º mientras preparamos la receta. 
Sobre un trozo de papel aluminio lo suficientemente grande como para que luego envuelva al salmón sin dejar nada abierto, colocaremos los espárragos lavados y enteros. A continuación, sobre ellos ponemos las rodajas de salmón salpimentadas, Las rociamos con salsa de soja y añadimos la sal de ajo o ajo en polvo. Incluso puede ser ajo crudo picado muy finito.
Cerramos el papel de aluminio, haciendo paquetes que no dejen escapar ni la salsa ni el vapor. Lo metemos en el horno 10 minutos, no más, si no quedará muy seco. Si os gusta muy hecho, 15 minutos, pero no más.
¡¡¡Cuidado al abrir los paquetitos porque el vapor quema!!!! Probadlo y me contáis!!

lunes, 1 de mayo de 2017

Arroz con setas y espárragos

Esta plato lo cocino en casa muy a menudo porque es sencillo y sabroso. Además una buena forma de comer verduras.
Yo he elegido champiñones y setas cultivadas esta vez, pero podéis elegir las setas que queráis, incluso las deshidratadas, que hidratándolas un poco antes, quedan divinas, eso sí, aprovechad entonces el agua de haberlas hidratado como caldo para el arroz.


Ingredientes:

Para 4 personas:

  • 200 gr de champiñones
  • 200 gr de setas cultivadas
  • 2 cebolletas 
  • 2-3 dientes de ajo
  • 1 manojo de espárragos verdes frescos
  • 100 ml de vino blanco
  • arroz (Yo vaporizado, 8 puñados)
  • Caldo de verduras o de ave
  • una pizca de nuez moscada
  • pimienta negra
  • sal
  • aceite de oliva


Preparación:

Cortamos las cebolletas en trozos pequeñitos y en la olla que vayamos a cocinar el arroz, con un chorro de aceite de oliva, se ponen a sofreír. Mientras tanto vamos lavando bien los champiñones y las setas. Laminamos los champiñones o los cortamos en cuartos (yo los compré ya laminados) y cortamos en tiras las setas. Reservamos.
Los espárragos deben cortarse también en trozos pequeños y de estos reservaremos las puntas, que como son más blanditas las añadiremos al final.
Añadimos los espárragos y pasados 3 minutitos añadimos también las setas y los champiñones. Ponemos un poco de sal y dejamos que poche.

Pasados unos minutos, cuando vemos que ya las setas han soltado su agua,  incorporamos el vino blanco y dejamos cocer unos 10 minutos.
Volcamos en la olla el arroz que habremos medido previamente. En mi caso suele ser a puñados generosos, dos por persona, pero vosotros podéis medirlo como tengáis costumbre. Removemos un poco y seguidamente añadimos el caldo caliente, la nuez moscada y un toque de pimienta. Es hora de añadir las puntas de espárragos.

Rectificamos de sal y dejamos que cueza el arroz. Habrá que añadir más caldo si es necesario.
Cuando no tengo caldo preparado previamente uso agua y dos pastillas de caldo de verduras o de ave.

Retiramos y servimos cuando esté el arroz listo. ¡Ya me contaréis!

jueves, 27 de abril de 2017

Alcachofas con almejas

Esta receta es una de esas recetas que te sorprende, supermegarica, super recomendable y antes de que las alcachofas ya vengan durillas, que les queda poco tiempo.
Vi a Julius, el cocinero que cocina en 22 minutos hacerla en canal cocina y dije, ¿por qué no? Una forma diferente de hacer las alcachofas, que normalmente yo suelo hacer rellenas (link AQUÍ).
Pues, la verdad es que me ha encantado, Muy, muy, muy buenas.
¡Os animo a hacerlas si duda!

Ingredientes:
Para dos personas:


  • 6 alcachofas
  • 400gr de almejas frescas.
  • media cebolla
  • 50ml de vino blanco
  • 2 cucharaditas de harina y un poco más para enharinar las alcachofas.
  • 150ml de caldo de pescado
  • sal
  • aceite de oliva
  • perejil fresco
Preparación:
Comenzaremos eligiendo una sartén de base grande en la que pondremos un chorro de aceite de oliva. 
Picamos la cebolla finamente y con fuego lento la dejamos que vaya pochando. Mientras, vamos pelando las alcachofas a las que quitaremos las hojas más duras de fuera, el tronco y las puntas. Lo que nos queda lo partimos en cuatro cuartos y lo apartamos. 
En otra sartén más pequeña y de más fondo, ponemos aceite suficiente para freír las alcachofas que previamente pasaremos por un poco de harina. Freímos bien, que queden crujientes, y las apartamos en un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
Cuando la cebolla ya está bien pochada, agregamos las dos cucharaditas de harina y dejamos que se fría antes de agregar el vino blanco y dejar que toda la salsa ligue y se evapore el alcohol. 
Entonces, añadimos las alcachofas y el caldo de pescado y dejamos que vuelva a hervir. Pasados dos o tres minutitos añadimos las almejas que habrán estado en agua con sal al menos 30 minutos para que se depuren y se limpien solas.
Tapados y dejamos que las almejas se abran. Espolvoreamos con perejil fresco cortado y servimos.
¡Ya me contaréis! Pero esta receta os va a sorprender seguro!

domingo, 23 de abril de 2017

Merluza en salsa de tomate

En casa el pescado gusta casi igual que la carne, así que hay que variar la forma de cocinarlo y no caer en lo más fácil que es freírlo o meterlo al horno, que para mí es bastante complicado porque necesitas una cocción de la verdura o patas que le pongas y otra para el pescado.
Esta vez, meterlo en salsa de tomate ha sido la opción y acompañarlo con pimientos rojos y verde y mucha cebolla. Plato único y contundente. Con un poco de pan y fruta de postre es totalmente equilibrado.


 Ingredientes


  • Dos rodajas de merluza por persona (yo 6)
  • Dos pimientos rojos de asar
  • Una cebolla blanca grandota.
  • 150 gr de guisantes
  • Salsa de tomate (Sobre 400 gr). En mi caso es casero.
  • Harina de trigo
  • Sal 
  • 2 hojas de laurel
  • Aceite de oliva


Preparación

Comenzaremos poniendo sal al pescado y lo dejamos preparado para luego pasarlo por harina y freírlo ligeramente.
Una vez salado el pescado, lavamos bien los pimientos y los copamos a tiras no demasiados largas ni gruesas. La cebolla la cortamos en juliana y preparamos una olla ancha para sofreír la verdura lentamente con un chorro de aceite de oliva y dos hojas de laurel.
La ponemos toda a la vez y vamos removiendo para que se haga por igual. Añadimos un poco de sal.

Mientras, pasamos las rodajas de merluza por harina de trigo y freímos ligeramente en abundante aceite de oliva. Un par de minutos por cada lado, no más, ya que el pescado terminará de hacerse dentro de la salsa de tomate.


Apartamos las rodajas de merluza sobre papel para eliminar el exceso de aceite.
Cuando la verdura esté al dente, incorporamos el tomate frito y los guisantes dejamos que hierva.



Es el momento de meter las rodajas de merluza. Para ello, le haremos hueco entre la verdura y colocaremos esta sobre el pescado.
Dejamos cocer unos 7-8 minutos a fuego medio y apartamos. Rectificamos de sal si es necesario.
¡Ya me contaréis!



miércoles, 19 de abril de 2017

Zanahorias aliñadas para regalar

Holaaa!
Cuando he arreglado un poco el blog me he dado cuenta que mi entrada más visitada es la receta de Zanahorias aliñadas al estilo de Cádiz. No se por qué será. Imagino que personas que han visitado nuestra provincia desde otras de toda España han descubierto este aperitivo tan famoso en nuestra tierra, ya que pidiendo una cerveza en cualquier terraza es normal que te pongan unas aceitunas, unas zanahorias  aliñadas o incluso unas papas aliñas.
Como la verdad es que sorprenden, supongo que la curiosidad de encontrar la receta les ha llevado a mi blog, y yo ¡¡muy contenta!!
Pues hoy, para recordar esa receta y añadir algo nuevo, os vuelvo a dejar el link de la receta AQUI y os pongo una foto de como a veces, cuando vamos invitados a casa de alguien, también solemos llevar alguna cosilla, y yo entre otras cosas suelo llevar Zanahorias aliñadas, así bonitas preparadas en un carrito para los anfitriones.
Espero que os guste, ¡ya me contaréis!

viernes, 14 de abril de 2017

Garbanzos para guarnición

Buenos días!!! Hoy os traigo una receta sorprendente por su sencillez, rapidez y por supuesto por lo rica que está.
Siempre asociamos las legumbres a guisos y cocidos, al menos por la zona en la que vivo pero las legumbres son riquísimas en muchas otras recetas. Por ejemplo en esta, unos ricos garbanzos que me sirvieron de guarnición para acompañar un solomillo de ternera.
Triunfaron, ¡os lo aseguro!



Ingredientes:


  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde italiano
  • 200 gr de champiñones laminados
  • 3 cucharas de tomate frito (opcional)
  • 1 bote de garbanzos
  • aceite de oliva
  • sal
  • tomillo y romero


Preparación:

Comenzaremos cortando la cebolla y los ajos en pequeños trocitos, al igual que le pimiento verde. En una sartén ponemos un poco de aceite y mochamos la verdura. Cuando ya esté, añadimos los champiñones laminados y entonces ponemos la sal y las especias al gusto. Yo no tenía romero y puse solo tomillo. El resultado tb es genial.
No dejaremos que los champiñones se pasen de cocción, sino que los dejaremos al dente.  Agregamos las tres cucharadas de tomate (opcional) y dejamos unos minutos hervir antes de volcar los garbanzos que tendremos previamente enjuagados y escurridos.
Los garbanzos no necesitan cocción ya que vienen cocidos, así que los dejaremos el tiempo justo para que se calienten. Rectificamos de sal si hace falta y servimos.

Acompañando a la carne me quedó genial, la verdad. En casa gustó mucho. ¡Ya me contaréis!