• Porque cocinar es fácil

    Sólo tienes que proponértelo y estar preparado para disfrutar.

  • Planifica tus comidas diarias

    Será más fácil. Además tus alimentación será más equilibrada .

  • Haz la lista de la compra con lo necesario para cocinar lo planificado

    Es una manera fácil de ahorrar.

jueves, 27 de abril de 2017

Alcachofas con almejas

Esta receta es una de esas recetas que te sorprende, supermegarica, super recomendable y antes de que las alcachofas ya vengan durillas, que les queda poco tiempo.
Vi a Julius, el cocinero que cocina en 22 minutos hacerla en canal cocina y dije, ¿por qué no? Una forma diferente de hacer las alcachofas, que normalmente yo suelo hacer rellenas (link AQUÍ).
Pues, la verdad es que me ha encantado, Muy, muy, muy buenas.
¡Os animo a hacerlas si duda!

Ingredientes:
Para dos personas:


  • 6 alcachofas
  • 400gr de almejas frescas.
  • media cebolla
  • 50ml de vino blanco
  • 2 cucharaditas de harina y un poco más para enharinar las alcachofas.
  • 150ml de caldo de pescado
  • sal
  • aceite de oliva
  • perejil fresco
Preparación:
Comenzaremos eligiendo una sartén de base grande en la que pondremos un chorro de aceite de oliva. 
Picamos la cebolla finamente y con fuego lento la dejamos que vaya pochando. Mientras, vamos pelando las alcachofas a las que quitaremos las hojas más duras de fuera, el tronco y las puntas. Lo que nos queda lo partimos en cuatro cuartos y lo apartamos. 
En otra sartén más pequeña y de más fondo, ponemos aceite suficiente para freír las alcachofas que previamente pasaremos por un poco de harina. Freímos bien, que queden crujientes, y las apartamos en un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
Cuando la cebolla ya está bien pochada, agregamos las dos cucharaditas de harina y dejamos que se fría antes de agregar el vino blanco y dejar que toda la salsa ligue y se evapore el alcohol. 
Entonces, añadimos las alcachofas y el caldo de pescado y dejamos que vuelva a hervir. Pasados dos o tres minutitos añadimos las almejas que habrán estado en agua con sal al menos 30 minutos para que se depuren y se limpien solas.
Tapados y dejamos que las almejas se abran. Espolvoreamos con perejil fresco cortado y servimos.
¡Ya me contaréis! Pero esta receta os va a sorprender seguro!

domingo, 23 de abril de 2017

Merluza en salsa de tomate

En casa el pescado gusta casi igual que la carne, así que hay que variar la forma de cocinarlo y no caer en lo más fácil que es freírlo o meterlo al horno, que para mí es bastante complicado porque necesitas una cocción de la verdura o patas que le pongas y otra para el pescado.
Esta vez, meterlo en salsa de tomate ha sido la opción y acompañarlo con pimientos rojos y verde y mucha cebolla. Plato único y contundente. Con un poco de pan y fruta de postre es totalmente equilibrado.


 Ingredientes


  • Dos rodajas de merluza por persona (yo 6)
  • Dos pimientos rojos de asar
  • Una cebolla blanca grandota.
  • 150 gr de guisantes
  • Salsa de tomate (Sobre 400 gr). En mi caso es casero.
  • Harina de trigo
  • Sal 
  • 2 hojas de laurel
  • Aceite de oliva


Preparación

Comenzaremos poniendo sal al pescado y lo dejamos preparado para luego pasarlo por harina y freírlo ligeramente.
Una vez salado el pescado, lavamos bien los pimientos y los copamos a tiras no demasiados largas ni gruesas. La cebolla la cortamos en juliana y preparamos una olla ancha para sofreír la verdura lentamente con un chorro de aceite de oliva y dos hojas de laurel.
La ponemos toda a la vez y vamos removiendo para que se haga por igual. Añadimos un poco de sal.

Mientras, pasamos las rodajas de merluza por harina de trigo y freímos ligeramente en abundante aceite de oliva. Un par de minutos por cada lado, no más, ya que el pescado terminará de hacerse dentro de la salsa de tomate.


Apartamos las rodajas de merluza sobre papel para eliminar el exceso de aceite.
Cuando la verdura esté al dente, incorporamos el tomate frito y los guisantes dejamos que hierva.



Es el momento de meter las rodajas de merluza. Para ello, le haremos hueco entre la verdura y colocaremos esta sobre el pescado.
Dejamos cocer unos 7-8 minutos a fuego medio y apartamos. Rectificamos de sal si es necesario.
¡Ya me contaréis!



miércoles, 19 de abril de 2017

Zanahorias aliñadas para regalar

Holaaa!
Cuando he arreglado un poco el blog me he dado cuenta que mi entrada más visitada es la receta de Zanahorias aliñadas al estilo de Cádiz. No se por qué será. Imagino que personas que han visitado nuestra provincia desde otras de toda España han descubierto este aperitivo tan famoso en nuestra tierra, ya que pidiendo una cerveza en cualquier terraza es normal que te pongan unas aceitunas, unas zanahorias  aliñadas o incluso unas papas aliñas.
Como la verdad es que sorprenden, supongo que la curiosidad de encontrar la receta les ha llevado a mi blog, y yo ¡¡muy contenta!!
Pues hoy, para recordar esa receta y añadir algo nuevo, os vuelvo a dejar el link de la receta AQUI y os pongo una foto de como a veces, cuando vamos invitados a casa de alguien, también solemos llevar alguna cosilla, y yo entre otras cosas suelo llevar Zanahorias aliñadas, así bonitas preparadas en un carrito para los anfitriones.
Espero que os guste, ¡ya me contaréis!

viernes, 14 de abril de 2017

Garbanzos para guarnición

Buenos días!!! Hoy os traigo una receta sorprendente por su sencillez, rapidez y por supuesto por lo rica que está.
Siempre asociamos las legumbres a guisos y cocidos, al menos por la zona en la que vivo pero las legumbres son riquísimas en muchas otras recetas. Por ejemplo en esta, unos ricos garbanzos que me sirvieron de guarnición para acompañar un solomillo de ternera.
Triunfaron, ¡os lo aseguro!



Ingredientes:


  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde italiano
  • 200 gr de champiñones laminados
  • 3 cucharas de tomate frito (opcional)
  • 1 bote de garbanzos
  • aceite de oliva
  • sal
  • tomillo y romero


Preparación:

Comenzaremos cortando la cebolla y los ajos en pequeños trocitos, al igual que le pimiento verde. En una sartén ponemos un poco de aceite y mochamos la verdura. Cuando ya esté, añadimos los champiñones laminados y entonces ponemos la sal y las especias al gusto. Yo no tenía romero y puse solo tomillo. El resultado tb es genial.
No dejaremos que los champiñones se pasen de cocción, sino que los dejaremos al dente.  Agregamos las tres cucharadas de tomate (opcional) y dejamos unos minutos hervir antes de volcar los garbanzos que tendremos previamente enjuagados y escurridos.
Los garbanzos no necesitan cocción ya que vienen cocidos, así que los dejaremos el tiempo justo para que se calienten. Rectificamos de sal si hace falta y servimos.

Acompañando a la carne me quedó genial, la verdad. En casa gustó mucho. ¡Ya me contaréis!





miércoles, 29 de marzo de 2017

Carrillada en salsa

Delicioso plato de carne y muy típico de la zona donde vivo, así que no podía faltar en este blog. Vamos allá:



Ingredientes:

  • 600 gr de carrillada de ternera o cerdo.
  • 1 cebolla
  • 3 zanahorias
  • 1/2 lata de concentrado de tomate Hacendado.
  • 1 copa de vino dulce.
  • 1 copa de vino blanco.
  • Sal, aceite.
Preparación:

Cubrimos el fondo de una olla con aceite. Una vez caliente, agregamos la carrillada que tendremos cortada a tacos y bien limpia. Refreímos un poco, sacamos y reservamos. En el aceite sobrante, freímos la cebolla y las zanahorias peladas y cortadas a trozos. Cuando pasen los primeros 5 minutos, añadimos el tomate y medio vasito de agua. Dejamos cocer a fuego medio y cuando las verduras estén tiernas las pasamos por la batidora. Incorporamos nuevamente la carne y añadimos el vino blanco y dulce y un poco de sal. Si es necesario medio vasito de agua. Dejamos cocinar hasta que la carne esté tierna. Si la hacemos en la olla espress, dejamos cocinar la carne 30 minutos después de que empiece a pitar.

Servimos acompañada de patatas fritas. ¡Ya me contareis!

jueves, 19 de mayo de 2016

Quinoa con espárragos y gambas.

Nunca antes había probado la quinoa, además, aunque había leído mucho y visto muchas recetas por la red no estaba me era fácil de encontrar cerca de donde vivo. Ahora, ya no tengo excusas, la venden en Mercadona, así que no podía no intentar cocinarla y probarla.
He de decir que la fuente de esta receta es Las Recetas de Triana vía Facilísimo.

Ingredientes:
Aproximadamente 3 raciones justas.
  • 1 taza de quinoa
  • 2 tazas de caldo de verduras
  • 1 manojo de espárragos trigueros
  • 1 manojo de ajotes tiernos ( yo una bolsita de Mercadona congelados)
  • 100 gr de bacon ( yo bacon de pavo de Mercadona también)
  • Gambas arroceras o langostinos.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta
Preparación:
1.- Lavamos la quinoa bien debajo del grifo para que suelte el polvillo que trae que según he leído se llama saponina.
2.- En una cacerola ponemos el caldo y lo llevamos a ebullición y añadimos la quinoa que está ya escurrida.
3.- Mientras, vamos cortando el bacon en tiritas, cortamos los espárragos y los ajetes en trocitos y pelamos las gambas.
4.- En una sartén grande colocamos el aceite y referimos el bacon. Añadimos los espárragos, los ajetes y salpimentamos al gusto.
5.- Añadimos las gambas y cocinamos.
6.- Mezclamos con la quinoa y servimos.
¡Ya me contaréis!

sábado, 23 de abril de 2016

Croquetas de brócoli

Nunca había comido unas croquetas parecidas. La verdad es que están muy ricas y aunque parezca mentira son muuuy facilitas de hacer. Lo único que puede resultar un poco más complicado es hacer la forma de las croquetas, pero no os preocupéis que os lo explico perfectamente y veréis que ni si quiera eso será un problema para no hacer y probar estas croquetas. Yo voy a utilizar harina de avena pero si no la soléis usar, podéis cambiarlo por copos de avena, que se encuentran fácilmente en supermercados normales, Mercadona, Día, Carrefour, etc
Ingredientes:
  • 400 gr de brócoli
  • 60 gr de harina de avena
  • 1 huevo
  • Sal y pimienta
  • 40 gr de queso ligero de fundir ( de ese que se ponen en las pizzas)
  • Aceite
Preparación:
En abundante agua con sal hirviendo, ponemos el brócoli a cocer durante un par de un minutos. Lo apartamos y lo dejamos enfriar.
Mientras, vamos preparando el resto de ingredientes en un bol. Ponemos la harina, la sal y la pimienta y el queso y mezclamos.
Picamos el brócoli muy pequeñito. Yo lo piqué en la picadora y lo añadimos a la mezcla preparada. Ponemos ahora también el huevo y mezclamos bien.
Con ayuda de dos cucharas, hacemos las croquetas y las vamos colocando en una fuente de horno sobre papel vegetal y las pintamos con aceite.
Introducimos en el horno, previamente calentado a 200º hasta que estén doraditas.
Este último paso es el más complicado. Para empezar, la masa no queda demasiado compacta, pero si véis que necesita un poco de harina más se la añadís. De todas formas queda una masa no muy fácil de manipular con las manos. Entonces usaremos cucharas. Cojeamos una cucharadita de la masa y con la otra cuchara boca abajo, peinamos hacia abajo.la colocamos sobre el papel. Es más sencillo de lo que parece, pero si no os sale, simplemente hacéis pastelitos o mini hamburguesas.
¡Ya me contaréis!
Acompañadas con ensalada, es una cena perfecta y ligerita.¡Qué ya está aquí el verano!

martes, 19 de abril de 2016

Hamburguesas de pollo ricas, ricas

Las hamburguesas son uno de esos platos fáciles de cocinar y que a veces, menos cocinamos. Las encontramos preparadas y envasadas en los súpers y también en las carnicerías. En este caso, yo me he decantado por hacerlas yo misma. Creo que son más sanas, al menos que las del súper, y sabes lo que comes. Pues eso! Vamos a ello.

Ingredientes:
  • 500 de hamburguesa de pollo
  • 1 Pimiento verde italiano
  • 1/2 pimiento rojo
  • Sal de ajo.
Preparación:
Cortamos la cebolla y los pimientos en trocitos pequeños. Yo lo hice la picadora. Por otro lado, le habremos pedido al carnicero que nos pique las pechugas de pollo o la habremos comprado previamente picada en bandejas.
Sofreímos la verdura con un poco de aceite hasta que esté bien pochada y retiramos, esperando a que se enfríe. Una vez templado al menos, lo mezclamos con la carne y añadimos una cucharadita de sal de ajo.
Hacemos las hamburguesas bien con un molde o con las manos directamente, como yo, y las ponemos a la plancha.
Quedan exquisitas, os lo aseguro. Yo siempre hago más de la cuenta y las congelo para tenerlas preparadas. Esta vez las acompañé con un poco de arroz basmati blanco y una buena ensalada.
¡Ya me contaréis!

domingo, 17 de abril de 2016

Tortitas de chocolate fit

¿Quién dijo miedo? ¿No os habéis quedado a veces con ganas de unas ricas Tortitas por la mañana simplemente porque pensando en lo que engordan se os han quitado las ganas? Pues, ¡se acabó! Hoy os dejo una receta de unas Tortitas de cacao estupendas, muy bajas en hidratos y en grasas que hará que los domingos o cualquier día de la semana sea un día mejor.

Ingredientes:
Salen 3 Tortitas (para una persona)
  • 1/4 de taza de harina de avena
  • 1/2 taza de claras de huevo.( 5 aproximadamente)
  • 1/3 taza de agua
  • 1 cucharada de cacao desgrasado
  • 1/2cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de café soluble
  • 1 o 2 saquitos de edulcorante ( yo líquida)
  • 1 cucharadita de chía
Preparación
Batimos todos los ingredientes bien y los dejamos reposar 5 minutos. Volvemos a batir un poco más y listo. A la sartén, previamente engrasada pero sin exceso de aceite. Yo le pasó una servilleta.
Debéis tener cuidado porque la tortita es oscura, no parece fácil saber cuando está. Si la sartén es antiahderente, que debería, la tortita se despega cuando esté del primer lado para darle la vuelta. En la segunda cara solo hay que dejarla 1 minutito.
La podéis acompañar de lo que queráis. En este caso yo use mermelada de frambuesas light, solo un poco para untar en la tortita y puse fresas en la primera y plátano en la segunda. Simplemente ¡exquisitas!
¡Ya me contareis!

sábado, 19 de marzo de 2016

Ensalada de pollo y bróculi

Se acerca el verano, llega el buen tiempo y hay que quitarse ropa, así que a ¡quitar comida del plato! No tiene que ser un suplicio, podemos eliminar calorías y comer muy a gusto.
Hoy os traigo una ensalada rica rica y súper sencilla. Allá vamos.
Ingredientes para dos personas:
  • Un puñado de brotes tiernos de diferentes lechugas ( bolsas preparadas de ensalada)
  • Un puñado de canónigos.
  • 1brócoli
  • 6 tomatitos cherries.
  • 6 mazorquitas de maíz
  • 1 huevo dura
  • 4 filetes finos de pollo
  • 2 cucharadas de mahonesa
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 o 2 cucharadas de vinagre de Módena.
Preparación:
Cortamos el bróculi sacando los arbolitos y los colocamos en una vaporear para meterlos en el microondas. Si no tenéis vaporear, en un pirex y lo tapamos con papel de film al que le haremos unos cuantos boquetitos. Si lo preferís se puede cocer o hacer al vapor. En el microondas se hace en 8 minutos.
Mientras, hacemos los filetes de pollo y la plancha y cocemos el huevo.
Colocamos en el fondo de la ensaladera los brotes tiernos y los canónigos, agregamos el bróculi que habremos enfriado debajo del grifo y escurrido bien. Colocamos alrededor las mazorquitas de maíz, y cortamos el pollo templado en trozos y se lo añadimos. Cortamos los cherries por la mitad y los colocamos por la ensalada.
En un bol mezclamos la mahonesa, la mostaza y el vinagre hasta obtener una salsa homogénea. Esparcimos la salsa por encima de la ensalada y decoramos con el huevo duro.
Está exquisita y es un plato completo. ¡Ya me contaréis!

jueves, 18 de febrero de 2016

Barquito de tomate, queso y salmón.

Las cenas deben ser ligeras si queremos perder peso, mantenernos y además dormir bien. Pero no por ello deben ser menos vistosas y sabrosas. Esto último no le pasa a esta receta súper fácil, vistosa y baja en calorías, apropiada para las dietas. Alta en proteínas.

Ingredientes:

  • Tomate
  • Queso tipo Burgos 0%
  • Salmón ahumado
  • Hueva de lampo.
  • Aceite, sal y oréganos

Preparación:

Lavamos y cortamos los tomates en rodajas no demasiado finas. También rebanamos el queso y cortamos el salmón en trozos pequeños.

Colocamos en un plato el tomate, encima la rodaja de queso y el salmón ahumado. Decoramos con las huevas de limpio y añadimos sal, un poco de aceite y un poco de orégano.

Listo, ¡ya me conataréis!