jueves, 25 de julio de 2013

Tarta de mojito

Y con esta receta de tarta.... ¡Me voy de vacaciones! Así que estaré ausente un mesecillo. Espero descansar, desconectar y hacer todo lo que me gusta de manera relajada. Quiero leer, leer y leer, dar paseos, hacer caminatas, bañarme en la playa, en el río, donde haga falta, tomar el sol, no hacer nada.....en fin, disfrutar de mis vacaciones con los míos.

No me voy a olvidar de cocinar y de recopilar recetas, lugares donde comer bien, rutitas y todo aquello que considere que os pueda gustar.

Ahora sí, vamos con esta tarta, que no está buena, está espectacularmente buena. Fresca, suave y con sabor a mojito de verdad, eso sí, no es válida para menores, lleva alcohol.

Os dejo la receta con y sin thermomix. He de decir que la que veis en la foto está hecha sin thermomix pero me consta que con la thermomix sale también bien.

 

Ingredientes:

Para la base:

  • 300 gr de galletas de limón
  • 100 gr de mantequilla

Para la tarta:

  • 110 ml de ron blanco
  • 3 limas ( la piel y el zumo)
  • 1 ramita de hierbabuena
  • 200 ml de agua
  • 150 gr de azúcar Moreno
  • 300 gr de queso de untar.
  • 10 gr de gelatina neutra
  • 200 ml de nata para montar

Para la gelatina

  • 250 ml de agua
  • 250 ml de mojito Cacique, Almirante, etc...el que queráis
  • 50 gr de azúcar Moreno
  • 10gr de gelatina neutra
  • Una gota de colorante verde

Preparación sin thermomix:

Comenzamos triturando las galletas de limón con la mantequilla y rellenamos con la masa obtenida el fondo de un molde desmoldable. Las galletas de limón las compré en Mercadona y pueden ser rellenas o no.

Introducimos el molde en el frigorífico para que la base compacte. Mientras, vamos haciendo una infusión con el agua, el azúcar moreno, la ramita de hierbabuena y la piel de las limas lavadas en 250 ml de agua. Cuando rompe a hervir dejamos unos minutos y retiramos las pieles de las limas y la hierbabuena. Agregamos la gelatina y removemos hasta que se disuelva totalmente. Si la levadura es en polvo solo habrá que añadirla y remover, si fuera cola de pescado habría que hidratarla unos minutos en agua fría para añadirla después a la infusión y removemos hasta que se disuelva. Añadimos entonces el zumo de las tres limas y el ron blanco. Dejamos que se atempere.

A continuación añadimos el queso de untar y movemos enérgicamente con unas varillas hasta que quede todo bien homogéneo. Montamos la nata y la vamos incorporando poco a poco haciendo movimientos envolventes.

Volcamos la mezcla con cuidado sobre la base de galletas y nuevamente introducimos en el frigorífico para que se cuaje. Mejor hacerlo un día antes.

Hacemos la gelatina. Primero ponemos el agua a hervir con el azúcar y dejamos que hierva. Retiramos del fuego justo cuando comience a hervir y añadimos la gelatina. Una vez disuelta añadimos el mojito. No tenía colorante alimenticio verde y puse una gotita amarilla y otra azul.

Cuando esté la crema de queso y ron bien cuajada vertemos la gelatina de mojito ya fría sobre la base de queso y ron interrumpiendo la cascada con una cuchara para que no se haga surco. Dejamos en el frigorífico hasta que cuaje bien.

Finalmente decoramos la tarta antes de desmoldarla con unas rodajitas de lima o una ramita de hierbabuena.

Preparación con thermomix

Ponemos en el vaso de la Thermomix las galletas y trituramos 10 segundos velocidad 10.

Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y mezclamos 5 segundos velocidad 5.

Ponemos la mezcla en el fondo de un molde desmontable presionamos bien con una paleta. Reservamos en la nevera para que la base compacte bien.

Lavamos el vaso los 110 ml de ron, 200 ml de agua y los 150 gr de azúcar moreno, y programamos 5 minutos a 80º, velocidad 2.

Añadimos las hojas de hierbabuena, el zumo y las pieles de las limas y programamos 20 minutos a 80º, velocidad 2.

Dejamos enfriar y colamos.

Agregamos el sobre de gelatina y mezclamos 2 minutos a 50º, velocidad 4. Si no es en polvo deberá estar hidratada unos minutos antes en agua fría.

Añadimos el queso y programamos 2 minutos a velocidad 3. Reservamos la mezcla en un bol. Lavamos el vaso y lo secamos bien. Ponemos la mariposa y añadimos la nata. Para montarla debe estar bien fría y durante dos minutos batimos a velocidad 5-7-9 progresiva. Incorporamos la nata a la mezcla reservada poco a poco y realizando movimientos envolventes.

Vertemos la mezcla sobre la base de galletas y metemos en la nevera hasta que cuaje.

 

En un cazo ponemos 250 ml de agua y 50 gr de azúcar moreno. Cuando hierva ponemos la gelatina, removemos bien hasta que se disuelva y añadimos 250 ml de Mojito Cacique, Almirante, etc. Seguimos removiendo. Ponemos una gota de colorante verde. Yo no tenía y puse una azul y otra amarilla.

Cuando la tarta esté cuajada cubrimos con la gelatina de mojito con cuidado de que la cascada no haga surcos al verter y llevamos a la nevera.

Dejamos que cuaje unas horas.

Desmoldamos y decoramos con unas hojas de hierbabuena y unas rodajas de lima.

¡Ya me contaréis!


Espero que os guste, está deliciosa y deseo que sigan pasando un verano estupendo.


¡¡¡¡¡¡NOS VEMOS EN SEPTIEMBREEEE!!!!!!!

 

 

sábado, 20 de julio de 2013

Salteado de arroz con solomillo y verduras

¿Cuántas veces no os ha pasado que veis en una revista de cocina, en la televisión, en blogs etc una receta que os apetece mucho pero para la que no disponéis de los ingredientes exactos? ¡Qué coraje!

Pues eso es lo que me pasó a mí cuando vi esta receta de Lazy blog. Buscaba una receta apetitosa para cocinar unos sobrantes de solomillo de cerdo de otra receta, exactamente de las brochetas de cerdo. Hasta ahí bien, y entonces descubrí este saltado, pero no tenía arroz thai, ni aceite de sésamo, mi solomillo no era ibérico, no tenía setas shiitake deshidratadas ni jengibre fresco....

¿Qué tenías entonces? Os preguntaréis. Pues ganas de hacer la receta, así que me dije, ¿qué tal si cambiando un poco de aquí y de allí lo intento y veo cómo queda? Y me puse manos a la obra.

El resultado fue positivo, el arroz estaba muy rico y sabroso. Así que yo os ánimo a hacer cambios y probar vuestras propias recetas adaptadas.

Ahora os explico cómo lo hice.

 

Ingredientes:

  • 300 g de arroz thai ( en mi caso arroz basmati)
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1/2 cebolla morada
  • 2 zanahorias
  • 75 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 25 ml de aceite de sésamo ( no tenía, así que eliminado)
  • un solomillo de cerdo (el mío normal)
  • 10-12 uvas pasas
  • 4 setas shiitake deshidratadas (yo champiñones)
  • 1 trocito de jengibre fresco ( yo un poco de jengibre molido)
  • 90 ml de salsa de soja
  • 1 cucharada de ajo picado.

Preparación:

Comenzamos cortando la cebolla, las zanahorias y los pimientos en juliana no demasiado fina.

A continuación vamos salteando en un wok las verduras con el aceite de oliva. Pasados cinco minutos incorporamos el solomillo de cerdo cortado en trocitos pequeños, y cuando cambie de color, añadimos los champiñones cortados en cuatro cuartos.

Subimos el fuego y removemos para que se cocine la carne con las verduras y los champiñones. Añadimos media cucharadita de jengibre en polvo y removemos. Mientras se cocinan las verduras y la carne vamos haciendo el arroz basmati. Para ello en una olla pequeña o en un cazo ponemos aceite de oliva y rehogamos el arroz. A continuacion añadimos el doble justo de agua y un poco de sal y tapamos dejando cocer a fuego lento hasta que quede seco y despegado.


Añadimos al wok de verdura y carne las pasas y dejamos un par de minutos. Añadimos sobre toda la mezcla el arroz basmati ya cocido y rectificamos de sal con la salsa de soja.


Queda estupendo, no quiero ni marginare cómo estará de rico con sus ingredientes originales, pero eso será en otra ocasión.


Disfrutad del verano y ¡ya me contaréis!



 

jueves, 18 de julio de 2013

Brochetas de salmón con salsa de mostaza

El salmón es un pescado que no me gusta demasiado. No sé, es algo extraño, porque cuando hace tiempo que no lo como lo echo de menos y cuando hace mucho que no lo como, me parece exquisito. Pero si lo como habitualmente me deja de gustar. ¿Raro no? Pues sí, pero así es.

Como se todos los valores nutritivos que tiene y lo bueno que es comerlo intento buscar alternativas a la hora de cocinarlo para que nos entre más por el ojo y por la boca, claro, jajaj.

Esta vez lo he preparado en brocheta con unos tomates asados y regado con una salsa de mostaza acompañado de unas patatas simplemente cocidas y aderezadas con un buen aceite de oliva virgen, sano y natural.

 

Ingredientes:

Para 4 brochetas

  • Medio salmón (elegí la parte de la cola por la ausencia de espinas)
  • 2 tomates maduros
  • Sal

Para la salsa:

  • 1 cucharada de mostaza picante
  • 1 poco de perejil fresco picado
  • 1 poco de aceite de oliva
  • Zumo de 1 limón.

Preparación:

Empezaremos quitándole la piel al salmón y dejando los lomos limpios. Los cortamos en trozos cuadrados y los reservamos con un poco de sal. Lavamos los tomates y los cortamos en 4 cuartos. Les retiramos las semillas y reservamos. En un pincho o palito de brocheta vamos colocando un trozo de salmón y uno de tomate alternativamente. Yo le puse a cada brocheta 3 trozos de salmón y 2 de tomate.

Calentamos bien una plancha antiadherente con un poco de aceite y ponemos las brochetas. Mientras ,vamos elaborando la salsa. Para ello batimos bien todos los ingredientes hasta conseguir una crema ( textura de mahonesa ligera). Cuando en la plancha le demos la vuelta a las brochetas y con ayuda de una cuchara bañamos las brochetas con esta salsa. Quedan buenísimas.

Para acompañar a las brochetas utilicé unas patatas cocidas y regaditas con aceite de oliva virgen, pero también le vendría genial un poco de ensalada o verduras a la plancha.

¡Ya me contaréis!

 

 

 

 

martes, 16 de julio de 2013

Tiramisú individual

Ya había publicado la receta del tiramisú hace bastante tiempo, así que os dejo el enlace pinchando aquí. Pero lo que si me parece interesante es enseñaros como lo presenté en esta ocasión. Utilicé recipientes individuales para que la presentación fuese mejor y las cantidades justas.

Las copas son de base estrecha y boca más ancha, especiales para postres, pero igualmente se pueden utilizar vasitos u otros recipientes individuales. Os dejo mi foto y algunas más rescatadas de la red para que os podáis inspirar.

¿Qué os parece?

 

Otras presentaciones muy chulas....

 

 

Fuente: Chef Fabiola Viviani

Fuente: CarmYla

 

domingo, 14 de julio de 2013

Brochetas de solomillo de cerdo

Una vez más un receta sencilla y muy rica. Además ahora en verano que encendemos barbacos, planchas y demás utensilios de jardín, terrazas, etc, viene fenomenal.

Se trata de estas sabrosas brochetas de solomillo que veis en la foto. Las tenemos preparadas y justo un poco antes de comerlas van a la plancha directitas. Muy ricas , si señor.

Ingredientes:

Para seis brochetas necesitaremos:

  • 2 solomillos de cerdo
  • 1 pimiento rojo de asar.
  • 1 pimiento verde de asar.
  • 1 cebolla
  • 18 lonchas de bacon
  • 3 champiñones
  • 1 bandeja de setas
  • Romero y tomillo
  • Sal y aceite de oliva

Preparación:

Limpiamos bien los solomillos y los partimos en medallones ( rodajas) de forma que salgan 18 trozos, caben a tres por brocheta. Lavamos y cortamos los pimientos a trozos grandes, la cebolla igual y los champiñones bien lavaditos y partidos por la mitad los dejamos reservados.

Le ponemos sal a los medallones de carne y comenzamos liando cada uno de ellos en una loncha de bacon, eso sí tratando de no cubrir la carne al completo, es decir lo hacemos por la parte más estrecha por lo que quizás debamos cortar un trozo del ancho de la loncha del bacon. Seguidamente vamos pinchando en cada palito un trozo de cebolla y uno de carne liada en bacon, a continuación un trozo de pimiento rojo, carne de nuevo y pimiento verde. Ensartamos el último trozo de carne y terminamos con el medio champiñón.

Espolvoreamos con tomillo y romero lo que hará que cuando ponemos las brochetas en la asadora, barbacoa, plancha, etc, desprenda un olor increíble y haga que todo el mundo comience a tener hambre, jajaj. No olvidéis ponerle a la plancha un buen chorretón de aceite de oliva y dejarla que se caliente lo suficiente.

Para acompañar aproveché la ocasión para hacer unas setas a la plancha y servirlas de guarnición.

¡Ya me contaréis!

 

sábado, 13 de julio de 2013

Ensalada griega

Esta ensalada es una de mis preferidas. Será porque me encanta el tomate y el queso fresco, aunque esta lleva exactamente mozzarela fresca, y si es de búfala mejor. Normalmente va espaciada con orégano y albahaca pero esta vez aposté por ponerle un poco de especias aglio, óleo y peperoncino, compradas en Roma y con una historia que ya un día os conteré. Quedó perfecta. La foto es lo que no le hace justicia, lo siento, soy desastrilla.

Ingredientes:

  • 2 mozzarelas frescas
  • 4 tomates rojos
  • Aceitunas negras sin hueso
  • Orégano y albahaca ( en mi caso aglio, óleo y peperoncino)
  • Sal, aceite de oliva virgen y vinagre.

Preparación:

Lavamos y cortamos los tomates a rodajas, reservamos. Abrimos los paquetes de mozzarela, que ya sabéis que viene en suero y se lo retiramos. Las cortamos también en rodajas. En un plato llano de bastante diámetro vamos disponiendo las rodajas de tomate y las de mozzarela alternativamente. Podemos hacerlo en filas, como se ve en la foto o en redondo. Espolvoreamos las especies por encima al gusto de cada uno y regamos con vinagre, aceite y ponemos un poco de sal. Finalmente antes de servir colocamos las aceitunas negras sin hueso en rodajas o enteras.

¡Ya me contaréis!

 

viernes, 12 de julio de 2013

Crema de kiwi y pepino

Este sería el menú completo de la cena de la que os hablé con mi hermano y mi cuñada. Os dejo más abajo la receta de la crema de kiwi y pepino.

¡Por fin viernessssss!

Crema de kiwi y pepino

Se trata de una cremita ligera, saludable y muy fresca para estas noches veraniegas de calor. Es muy suave y se prepara rápida y fácilmente, como me gustan a mi las recetillas. Sencillitas pero ricas.

Ingredientes:

  • 2 peinos medianos o 1 grande
  • 3 kiwis
  • Aceite de oliva
  • Pizca de sal
  • Unas hojitas de albahaca fresca

Preparación

Pelamos los kiwis y el pepino. Lavamos la albahaca y colocamos todos los ingredientes en el vaso de lla batidora o en un robot triturador. Batimos todo bien y añadimos un poco de sal y un buen chorro de aceite de oliva. Volvemos a batir hasta que nos quede una cremita ligera. Si hiciera falta podéis añadir un pelín de agua fría para hacerla más clarito.

Para servirla opté por agregarle unos trocitos de pepino, por aquello de tener algo que masticar.

Se sirve bien fría y está muy rica.

 

miércoles, 10 de julio de 2013

Menú reunión 2

Seguimos con este tipo de entradas que creo que pueden ser muy útiles, sobre todo si no queréis calentaros mucho la cabeza cuando tenéis que preparar una cenita para amigos. Al menos os puede servir de orientación.

Esta vez no eran amigos, era mi hermano y mi cuñada. Así que debía esmerarme, eso sí, no son excesivamente comilones, así que me propuse hacer algo ligero pero apetecible. El menú es el siguiente:

 

A lo largo de estos días os iré explicando como elaborar cada uno de platos. Mañana mismo empezaré. Alguno de ellos nos sorprendieron muchísimo.

¡Un beso y seguid disfrutando del verano!

 

lunes, 8 de julio de 2013

Zanahorias aliñadas al estilo de Cádiz

Y es que digo yo que los aliños son diferentes en cada región o sitio ¿no?, al igual que pasa con las aceitunas. Estas son las zanahorias que por estas tierras podéis comer en casi todos los sitios. Además son bastante populares y en los bares las suelen servir de aperitivo.

He de confesar que no son mi fuerte ya que llevan comino y esta especia no es muy de mi agrado, pero a mi marido le encantan y yo encantada de hacerlas porque no son nada complicadas y te llevan poco tiempo.

Ingredientes

  • 1 kilo de zanahorias
  • 4 dientes de ajo bien hermositos
  • 1 cucharada de comino en grano
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharadita pimentón dulce o picante ( yo dulce de La Vera)
  • 100 ml de vinagre de sidra o manzana. (Yo de vino y más agua)
  • 200 ml de agua de la cocción.
  • Sal y aceite de oliva.


Preparación

Lavamos bien las zanahorias y las metemos en una olla con abundante agua y sal. Llevamos a cocción y las apartamos cuando estén tiernas, pero no demasiado. Deben quedar al dentes, ya que de lo contrario se romperían al ser cortadas. Retiramos el agua y guardamos un vaso de ésta para el aliño. Dejamos que se templen y las cortamos en rodajas no demasiado finas.

A continuación las colocamos en un taper o tarro que tenga tapadera y procedemos a hacer el aliño. En el vaso del mortero colocamos los ajos pelados, el orégano, el comino y un poco de sal. Majamos bien y añadimos el vinagre. Removemos y lo vertemos en el recipiente donde tenemos las zanahorias. Añadimos también el agua. Cerramos y meneamos bien para que se mezclen todos los ingredientes. Introduciremos el bote en el frigorífico y transcurridas unas horas estarán maceradas. Al servir se extraen del agua y se colocan en un plato . Añadimos un poco de aceite de oliva y listas para degustar.

¡Ya me contaréis!

CONSEJO: Yo no suelo tener en casa vinagre de sidra, por lo tanto utilizo el de vino blanco normal. Las proporciones cuando se utiliza el vinagre de sidra es de 150 y 150 de agua de la cocción de las zanahorias. Como el vinagre de vino es más fuerte la proporción que pongo es de 100 de vinagre y 200 de agua o un poco más, al gusto de cada uno.

sábado, 6 de julio de 2013

Pataniscas de bacalao

La pantaniscas de bacalao son aperitivo muy popular en Portugal. Para nosotros es una especie de buñuelo de bacalao, muy rico y fácil de cocinar. Además están buenas calientes y frías.

Ingredientes:

  • 400 gr de bacalao
  • 75 gr de harina
  • 100 ml de agua
  • Una pizca de sal ( sie el bacalao no es desalado)
  • 1 cebolla mediana
  • 2 huevos
  • Perejil picado
  • Aceite de oliva

Preparación:

Batimos bien los huevos y añadimos la harina. Removemos hasta que creemos una masa homogénea. Añadimos el bacalao desmigado y la cebolla bien picada. Removemos de nuevo y comenzamos a añadir agua hasta que veamos que la masa queda consistente, no demasiado líquida.

Añadimos el perejil picado y ponemos abundante aceite de oliva a calentar en una sartén. Freímos las pataniscas ayudándonos con dos cucharas para ponerlas en la sartén. No son tortillas, así que no debe quedar la masa extendida. Por eso la masa debe ser consistente, para que guarde la forma y no se extienda demasiado al freírlas. Colocamos las pataniscas en un plato con papel absorbente y antes de servirlas las pasamos a un plato de servir. Espolvoreamos con una pizca de sal fina.

¡Ya me contaréis!

 

 

lunes, 1 de julio de 2013

Arroz con espinacas y champiñones

Hacía tiempo que no comíamos arroz en casa. Esta vez quise que fuese diferente. Nos encanta el arroz de todas formas, pero nos gusta mucho el arroz con verduras. Así que hice arroz con espinacas y champiñones. Una receta que vi en el blog Velocidad cuchara y que pintaba muy bien. Os dejo la preparación con thermomix y sin ella. De las dos formas es muy sencillo y está muy bueno.

 

Ingredientes:

  • 4 dientes de ajo
  • 50gr de aceite
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 200 gr de champiñones
  • 250 gr de espinacas frescas
  • 400 gr de arroz
  • 800 gr de agua aprox.
  • Sal

Preparación con thermomix:

Pelamos los ajos y los ponemos en el vaso de la thermomix y los picamos programándola unos segundo a velocidad 5. Bajamos lo que queda en las paredes con la ayuda de la espátula y añadimos el aceite. Sofreímos 5 minutos a temperatura Varoma y velocidad 1. Lavamos y cortamos los champiñones a cuartos y los agregamos al vaso. Programamos de nuevo para rehogar 3 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1 y giro a la izquierda ( la mía es la 21 y no lo tiene). Añadimos entonces las espinacas. Casi no caben en el vaso, pero no debemos preocuparnos porque enseguida con el calor disminuyen. Programamos otra vez 3 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1 y giro a la izquierda. En los últimos segundos echamos la cucharada de pimentón.

Rehogamos el arroz 3 minutos, velocidad cuchara, temperatura 100º. Finalmente vertemos el agua y la sal y cocinamos durante 13 minutos, 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Volcamos en una fuente y dejamos reposar 5 minutos antes de servir.

Preparación sino thermomix:

Los pasos a seguir son los mismos pero los cocinaremos en una olla.

¡Ya me contaréis!