miércoles, 30 de enero de 2013

Teja para los paños de cocina.

Hacemos un alto en el camino, hoy me tocaba enseñarnos el plato principal de mi cena del sábado. Lo dejaremos para mañana ¿vale?

Ayer os anunciaba que os quería enseñar un regalo que me han hecho y que me hace muuuucha ilusión. Se trata de una teja decorada para colgar los paños de cocina. Os la muestro a continuación:

Me la ha mandado de Sevilla una blogger estupenda a la que conozco sólo por este canal. Nos seguimos mutuamente y nos hacemos comentarios. Le había escrito que me encantaba la idea y que no tengo mucho tiempo, pero que me encantaría aprender a hacer este tipo de manualidades que tan ingeniosas son y tan bien quedan. Pues ¡no me ha dado tiempo! El Lunes ya la tenía en casa, y es que su hija trabaja conmigo. Gracias Isabel ¡me ha encantado!

Ahora quiero enseñaros otras tejas que ella ha decorado y que tiene publicadas en su blog Las manitas de Isabel. Daos una vueltecita por él que tiene unas cosas chulísimas de fieltro, decoupage y croché sobre todo, aunque también hay por ahí alguna recetilla de sus meriendas y otras manualidades.

 

Estas dos monísimas con motivos navideños. ¡Preciosas!

 

Y estas otras son para la cocina. ¡Fijaros esta última es como la mía! ¡Qué bien queda con los paños colgaditos! Me parece una idea fantástica!

Esta es la cocina donde pienso colgarla, ¡súper rústica! ¡Que bien va a quedarrrrrrr! De nuevo ¡muchas gracias Isabel!

 

martes, 29 de enero de 2013

Pâté de berenjenas o Baba Ghanush

Seguimos desarrollando los platos que hice la noche del sábado. Acompañando al Hummus y en el mismo estilo de cocina, hice una pâté de berenjenas o baba Ghanush, riquísimo, suave y que no puedes dejar de comer una vez has empezado. Además la granada le va fenomenal, le da una vista increíble y lo hace irresistible.

La fuente de esta receta es el blog Cocinando entre olivos, que tiene recetas estupendas.

 

Ingredientes:

  • 3 berenjenas.
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de Tahití (pasta de sésamo)
  • 1/2 cucharadita de cominos molidos.
  • Zumo de 1/2 limón.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • Aceite de oliva
  • Pimentón dulce o picante.
  • Unos granos de granada.

Preparación:

Lavamos y cortamos las berenjenas longitudinalmente, le hacemos unos cortes y la metemos en el horno 20 minutos, yo 12 minutos en el microondas (tenía el horno ocupado). Al sacarlas, les quitamos toda la carne, retirándoles las pieles y las ponemos en la batidora (yo thermomix). Añadimos el resto de los ingredientes menos el aceite, el pimentón y la granada y batimos muy bien hasta obtener una pasta. Retiramos y servimos en un cuenco, espolvoreamos con pimentón dulce o picante, regamos con un chorro de aceite de oliva virgen extra y añadimos unos granos de granada.

Al igual que le Hummus, se puede comer con crudites de verduras ( palitos de verduras frescas), tostas, picos o pan de pita calentita. Es el que veis en la foto cortado en forma triangular.

Esta riquísimo. ¡Ya me contaréis!

Por cierto, mañana os enseñare un regalo que me ha llegado de una blogger estupenda que os presentaré ¡es para mi cocina!

 

domingo, 27 de enero de 2013

Hummus

Empezamos desarrollando la cena de ayer por la noche. Por cierto, se cumplieron nuestras expectativas, lo pasamos genial. Gracias Edu, Ester, Elsa, Miguel y Cuqui por una noche tan agradable y por dejarnos siempre con ganas de más.

Los entrantes elegidos fueron un acierto, Hummus y Pâté de Berenjenas o Baba Ghanush, ambos platos típicos de países Mediterráneos y Oriente Medio.

Hoy comenzaremos por el Hummus. La receta la vi en el blog La cocina de Moriland, con recetas muy ricas, que yo a veces le copio, jajajajajajaj.

Por cierto, que mi amiga Ester dice que una vez buscando una receta para hacer Hummus vio que le ponían una lata de anchoas, dice que es diferente pero que está muy rico. ¡Habrá que probarlo!

 

Ingredientes:

  • 400 gr de garbanzos cocidos, pueden ser se tarro.
  • 2 dientes de ajos medianos
  • 60 gr de agua.
  • 30 gr de zumo de limón.
  • 40gr de sésamo tostado.
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 70gr de aceite de oliva virgen extra.

Preparación con thermomix:

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la thermomix y programamos 1 minuto a velocidad progresiva 5-7-9. Lo retiramos y los servimos en un cuenco con un chorrito de aceite de oliva y espolvoreado con pimentón dulce o picante, como más os guste.

Va muy bien mojando unos picos o unos trozos de pan de pita calentita, así lo puse yo.

Preparación sin thermomix:

En este caso, la thermomix se utiliza sólo como batidora, así que los pasos son los mismos con batidora normal.

Probadlo y ¡ya me contaréis!

 

sábado, 26 de enero de 2013

Cena de amigos I

Siempre me ha gustado recibir gente en casa; familiares, compañeros, amigos, etc... Me encanta cocinar para compartir, aunque también me guste comer, pero disfruto mucho cuando viene gente. Intento adaptar el menú a los comensales, a sus gustos. Mi marido se encarga del vino y de la copita de la sobremesa, porque yo no bebo nada y entiendo menos.

Hoy me hace especial ilusión porque además de que son nuestros grandes amigos, por circunstancias vario pintas hace tiempo que no nos sentábamos a la mesa juntos y se echaba de menos. No lo espero, ¡sé que lo voy a pasar muy bien y que nos reiremos mucho!.

Os dejo el menú que estoy preparando y ya os iré contando a lo largo de la semana como he elaborado los platos y las dificultades que he tenido. ¡Todo fotografiado claro!

Incluyo así una nueva etiqueta en el índice de recetas que se va a llamar Reuniones de amigos, aunque no sean siempre de amigos y sea de familiares, compañeros o lo que sea. Así intento darnos ideas de qué preparar para cada ocasión.

Hoy he elegido varias cosas que me han parecido acertadas para hacer una cena no demasiado pesada ni copiosa, cercana al gusto de nuestros amigos.

Esta vez no me contaréis vosotros sino ¡ya os contaré!

 

viernes, 25 de enero de 2013

Polvo à Lagareiro

Sabéis de mi afición a la cocina portuguesa. Y es que por más que me esfuerzo no veo otras cocinas tradicionales mejor que la española y la de nuestros vecinos los portugueses.

Siempre he comido el pulpo aliñado o a la gallega, exquisito de las dos maneras, pero ha sido en Portugal donde lo he probado de diferentes maneras: asado, en arroces, a la plancha, etc.

Polvo à Lagareiro, o en español "pulpo al estilo del hombre que trabaja en la almazara", que es lo que significa lagareiro. Supongo que la receta se llamará " a lagareiro" por la generosa cantidad de aceite de oliva que lleva. En fin, os dejo el paso a paso.

Ingredientes:

Para 4 personas:

  • 1 pulpo de unos dos kilos
  • Patatas al gusto, un par de ellas por persona.
  • 2 cebollas
  • 1 cabeza de ajo
  • 2 tomates
  • Unas hojas de laurel.
  • Una cucharadita de tomillo
  • Una cucharadita de romero
  • Aceite de oliva
  • No lleva sal, el pulpo ya lleva la suya propia y no le hace falta, además quedaría duro.

Preparación:

Paso 1

Preparamos los ingredientes, pelamos y cortamos las cebollas. Hacemos lo mismo con los tomates. Lavamos muy bien el pulpo con agua caliente. Desgranamos la cabeza de ajo.

Paso 2

En una fuente para el horno colocamos una capa de cebollas, unas rodajas de tomates, los ajos golpeados sin pelar y unas hojas de laurel. Se riega todo generosamente con aceite.

Paso 3

A continuación, colocamos el pulpo bien limpio encima de la verdura que hemos preparado. Lo dejamos extendido para que se ase bien.

Paso 4

Regamos de nuevo con aceite de oliva y espolvoreamos el romero y el tomillo por encima del pulpo. Si tuvieseis hiervas frescas quedaría muy pero que muy bien. En mi caso no tenía, así que puse las secas de tarro.

Paso 5

Cubrimos el pulpo con más cebolla y rodajas de tomate, como veis en la foto.

Paso 6

Cubrimos el pulpo con papel de aluminio e introducimos en el horno a 200º entre 1 hora y 1/2 y 2 horas.

El resultado podéis verlo a continuación. Os aseguro que el pulpo queda muy pero que muy tierno. Había investigado un poco en internet en diferentes blogs y foros la receta de pulpo a lagareiro. En algunas, el pulpo iba cocido y luego al horno 1/2 hora, en otras, iba sólo cocido, etc. Pero me fui a las fuentes más fidedignas que tengo, mi familia portuguesa y corroboré lo que pensaba y recordaba de las ocasiones en las que lo he comido en diferentes restaurantes en Portugal: va asado al horno. Comprobaréis que el pulpo suelta mucha agua, que nos hace la salsa, por lo que realmente no queda asado, sino cocido al horno.

Paso 7

El acompañamiento perfecto para este pulpo son unas patatas a murro, es decir, después de cocinadas, golpeadas, para que se aplasten y se mezclen con la salsa. En mi caso yo lo he hecho así.

En un pirex coloqué las patas bien lavadas, les añadí sal, aceite de oliva, tomillo, romero y unas hojas de laurel. Las introduje en el horno, en una bandeja debajo del pulpo cuando éste llevaba ya una hora asándose. De esta forma pasada una hora más tendremos listo el pulpo y las patatas. Mis patatas eran un poco más grandes de las necesarias para asar, así que las partí en dos trozos y no las golpeé. Os enseño el resultado final. Animaos y probado, esta muy rico y sabroso.

¡Ya me contaréis! ¡Ahhhh y bien fin de semanaaaaaa!

Besitossss

 

martes, 22 de enero de 2013

Cazón a a roteña

En realidad este plato no se suele cocinar con cazón, sino con urta, un pez de roca fácil de encontrar en la bahía de Cádiz, aunque ahora no abunda y es bastante caro.

La receta es uno de los platos típicos de la cocina gaditana y debido a la abundancia de pescado por esta zona, la receta se hace con urta, o mero, o cazón, incluso con merluza. En mi caso encontré cazón fresco en el mercado el otro día y lo hice así.

Ingredientes:

  • 1/2 kilo de cazón fresco en rodajas.
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento verde de asar.
  • 1 pimiento rojo de asar.
  • 3 dientes de ajo.
  • 4 tomates maduros.
  • 1 copa de brandy.
  • Sal.
  • Aceite de oliva.
  • Harina de trigo

Preparación:

En una olla de base ancha regamos un buen chorro de aceite de oliva. Pelamos y cortamos las cebollas y los pimientos en trozos grandes y los ajos en laminas. Añadimos las cebollas y los ajos y esperamos que empiecen a coger color. Entonces añadimos los pimientos y dejamos que se pochen. Cuando quede poco, añadimos los tomates lavados, pelados y cortado en cuartos. Esperamos que se cocinen y que empiece a evaporar el agua que suelta el tomate. Añadimos un poco de sal y la copa de brandy. Dejamos a fuego suave 15 minutos.

Mientras, tendremos las rodajas de cazón o del pescado que hayamos elegido con sal. Pasamos las rodajas por harina y freímos vuelta y vuelta en abundante aceite de oliva, no más de 2 minutos por cada lado. Esto evitara que el pescado suelte agua en el guiso. Apartamos y dejamos escurrir el aceite sobre un plato con papel de cocina. Cuando tengamos todas las rodajas listas iremos haciéndole hueco en el fondo de la olla y colocándolas cuidadosamente para que no se rompan. Tapamos la olla y dejamos cocinar unos minutos más (8-10 minutos).

Apartamos y servimos inmediatamente. ¡Ya me contaréis!

 

sábado, 19 de enero de 2013

Calamares rellenos

Vamos con el segundo paso a paso. Esta vez se trata de unos calamares rellenos. Una receta que aunque un poco más laboriosa que las que normalmente suelo enseñarnos, bien merece un lugar en este blog porque están riquísimos. La receta es la que mi madre siempre ha utilizado para hacerlos y la que nosotros, mis hermanos y yo, hemos comido siempre, pareciéndonos poco. A su vez mi madre dice que ella la aprendió de una prima suya que vive en Tenerife, por lo que no se muy bien cual es su origen.

Ingredientes:

  • 3 calamares grandes.
  • 2 cebollas
  • 100 gr de aceitunas verdes sin hueso.
  • 3 huevos
  • 2 cucharadas sepan rallado
  • Tomate frito casero
  • 2 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva
  • Sal

 

Preparación:

Paso 1

Los calamares debemos limpiarlos y lavarlos bien apartando las aletas y los tentáculos.

 

Paso 2

Cortamos las aletas y los tentáculos en trocitos pequeños y pelamos y cortamos las cebollas también finamente.

Paso 3

En una sartén con aceite de oliva ponemos a pochar la cebolla y una vez empiece a coger color agregamos los tentáculos y las aletas cortadas. Añadimos un poco de sal y dejamos que se refría todo junto.

Paso 4

Mientras, picamos las aceitunas y tres huevos que habremos cocido previamente. Una vez terminado el refrito lo reservamos en un bol al que le añadiremos las aceitunas, los huevos, las dos cucharadas de pan rallado y un par de ajos crudos. Añadimos un poco de sal y lo mezclamos todo.

Paso 4

Ahora rellenaremos los calamares utilizando una cuchara pequeña pero con cuidado de no hacerlo demasiado ya que con el calor el calamar se encoge un poco y el relleno se sale. Una vez que el calamar esté relleno lo cerraremos pinchándolo con un palillo.

Paso 5

En la olla en la que vayamos a guisarlos ponemos un poco de aceite y sellamos los calamares.

Paso 6

Cuando están dorados por ambas caras añadimos tomate frito casero, la cantidad que queramos, va al gusto y dejamos a fuego bajo durante 20 minutos.

¡Ya me contaréis! Pero os adelanto que están deliciosos con un poco de arroz blanco de acompañamiento.

 

jueves, 17 de enero de 2013

Pudín de yogurt o tarta de queso sin queso.

No he podido evitar la tentación de hacer esta receta en cuanto la he visto en el blog Ana en la cocina, que os recomiendo mucho, que a su vez Ana vio en el blog Maquí y Dolo. Sabéis mi debilidad por las recetas sencillas y rápidas. Este era el objetivo de este blog, proporcionaros recetas fáciles pero muy resultonas a la vez que yo misma me hago con una nutrida lista de recetas ordenadas y asequibles.

Pues, ¡eah! una más para la lista. Está deliciosa, su textura es suave y jugosita....y ¿a qué parece una tarta de queso? Pues no hay queso por ninguna parte, por eso también es bastante light.

 

Ingredientes:

  • 3 huevos.
  • 1 yogurt natural
  • 2 medidas y media del vaso de yogurt, de leche.
  • 1 medida del vaso de yogurt de harina
  • 1 medida del vaso de yogurt de azúcar
  • 1 cucharada de esencia de vainilla.
  • Mermelada de arándanos para decorar.

Preparación:

Ponemos todos los ingredientes menos la mermelada en un bol y batimos con la batidora, que quede todo bien batido. Engrasamos un molde con un poco de aceite y vertemos en él el líquido. Os parecerá que es demasiado líquido, pero no preocuparos cuaja muy bien. Lo introducimos en el horno precalentado a 170º durante 30 minutos. Tendremos que pinchara con un palillo para ver si esta bien cocida, pero cuidado que siempre saldrá un poco manchado aunque ya os digo que una vez frio cuaja muy bien. Si vemos que se dora demasiado por encima lo cubriremos con un papel de aluminio.

Abrimos el horno y lo dejamos entibiar dentro, luego lo sacamos, lo desmoldamos y dejamos que enfríe completamente antes de extender por encima la mermelada.

¡Ya me contaréis!

 

lunes, 14 de enero de 2013

Tomate frito casero

¿A quién no le gusta mojar un trozo de pan en una rica salsa de tomate frito casero? Los que tenemos thermomix lo tenemos bastante fácil ya que no cuesta nada hacerlo en ella. Siempre tengo tomate frito casero en el congelador porque como dice mi madre es muy socorrido. A la hora del almuerzo con un puñado de arroz solucionado y para la cena le cuajas un huevo y listo. En fin, que si que es socorrido, si.

Ingredientes:

  • 50 gr de aceite de oliva
  • 2 latas de tomate triturado
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 zanahoria
  • Sal

Preparación con thermomix:

Ponemos el aceite en el vaso y lo programamos 3 minutos, velocidad 1, temperatura 100º. Añadimos la cebolla, el ajo, la zanahoria y el pimiento y lo trituramos 12 segundos a velocidad 5. Añadimos el tomate y programamos 30 minutos, velocidad 1, temperatura 100º. Si al acabar queremos que quede más espeso programamos 5 minutos más a velocidad 1 y temperatura Varoma.

Preparación sin thermomix:

Ponemos a freír la cebolla y el ajo con 50ml de aceite de oliva y cuando está empezando a coger color añadimos el pimiento y la zanahoria. Cuando todo estén pochado añadimos las dos latas de tomate triturado o los tomates frescos pelados y cortados a trozos grandes. Añadimos la sal. Dejamos que todo se fría durante al menos 1 hora. Trituramos con la batidora y lo pasamos por el pasapuré o chino.

¡Ya me contaréis!

 

sábado, 12 de enero de 2013

Espaguetis al ajillo

Uno de los platos preferidos en casa. En general la pasta gusta mucho, sobre todo a los más pequeños y así se sale de la rutina. Estos espaguetis son muy fáciles y rápidos de hacer, pero eso si, hay que cocinarlos justo antes de comerlos. Así es como están más ricos.

Ingredientes:

  • 1/2 kg de gambas.
  • 400 gr de espaguetis.
  • Aceite de oliva
  • 6-7 dientes de ajo
  • 1 guindilla Cayena.
  • Perejil picado.
  • Sal

Preparación:

Pelamos las gambas reservando las cáscaras y las cabezas. Las ponemos a cocer en abundante agua y cuando estén cocidas, pasados unos minutos, colamos el agua y retiramos las cáscaras. En este agua pondremos a cocer los espaguetis con uno poco de sal dejándolos hervir los minutos que indica el paquete. Al escurrirles el agua le añadimos un chorrito de aceite de oliva y mezclamos bien para que no se peguen.

Mientras se cuecen los espaguetis vamos haciendo el ajillo. En una sartén ponemos un buen chorro de aceite (150-200gr aproximadamente) y ponemos a calentar. Una vez caliente añadimos los dientes de ajos pelados y laminados y la guindilla cortadita. Cuando comienzan a pocharse añadimos las gambas peladas y dejamos que se cuezan a fuego lento. Vertemos el ajillo sobre los espaguetis y removemos bien para que se mezclen. Espolvoreamos perejil fresco picado sobre ellos y rápidamente los ponemos en la mesa.

Simplemente deliciosos.

¡Ya me contaréis!

 

jueves, 10 de enero de 2013

Sorpresa de piña

Aunque algunos hayamos hecho propósito de peder algunos kilillos, hacer un poco más de ejercicio, ir andando a los sitios, subir escaleras olvidando ascensores, y demás cosas, no puedo dejar de enseñarnos este bizcocho sorpresa de piña que estaba delicioso y que nos comimos en casa por Navidad.

Es cierto que aún estamos resacosos de la cantidad de comida y de dulces en general que acostumbramos si no a comer, a ver encima de las mesas de toooodas las casas que visitamos en Navidad. Muchas veces aunque no te los comas es como si te los hubieses comido ¿no os pasa?. De todo se harta una.

Pero bueno, es una receta que merece la pena tener a mano porque además de ser sencilla, como siempre, es diferente y para llevar a alguna parte, celebrar algo o simplemente por placer la podéis utilizar cuando queráis.

Ingredientes:

  • 6 huevos
  • 1 lata de piña grande
  • 350 gr de azúcar
  • 350gr de harina
  • 150gr de mantequilla
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo.

CARAMELO

  • 200 gr de azúcar
  • 100 ml de agua

Preparación:

Con los 200 gr de azúcar y los 100 ml de agua hacemos un caramelo no muy oscuro y con él embarramos un molde para bizcochos. Abrimos la lata de piña y retiramos el jugo. Lo reservamos. Colocamos las rodajas piña forrando todo el molde con ellas, encima del caramelo.

Batimos muy bien la mantequilla con el azúcar, agregamos los huevos uno a uno, batiendo siempre bien entre cada uno de ellos. Después agregamos la harina mezclada con la levadura y mezclamos haciendo movimientos envolventes.

Vertemos la masa en el molde y lo llevamos al horno precalentado a 180º para hornear durante cerca de 1 hora, pero siempre comprobando que está bien cocido pinchándolo con un palillo o cuchillo y esperando que éste salga limpio. Entonces lo sacamos del horno y pinchando un poco la superficie regamos el jugo reservado antes por encima dejando que el bizcocho se empape. Dejamos enfriar antes de desmoldar y listo.

¡Ya me contaréis!

CONSEJO: Si os sobran algunas rodajas de piña podéis cortarlas en cúbitos y añadírselos a la masa.

 

martes, 8 de enero de 2013

Casa da Insua. Huevos con cebolla y jamón.

¿Qué tal los reyes? ¿Se han portado bien o no? Este año se lo han puesto bastante complicado a los pobres.

Hoy os quiero enseñar además de una recetilla sencilla de las de toda la vida, un hotel en el que he estado estas Navidades, eso si, sólo de visita, para tomar un café. Se trata de un hotel con encanto de 5 estrellas situado muy cerca, a unos 15 kilométros de la aldea en la que suelo estar, concretamente en Penalva do Castelo, a 25 km de Viseu. Siempre que pasábamos por delante nos picaba la curiosidad de entrar, porque es una casa hermosa del siglo XVIII construida por por Luis de Albuquerque de Mello Pereira e Cáceres, Capitán General y Gobernador de Mato Grosso y Guiaba, Brasil, y su antigua residencia. Hoy en día es propiedad de una familia adinerada que desde hace años la explota como hotel.

Foto : extraída de internet.

Sin duda el hotel posee unas características excepcionales y un patrimonio histórico importante. Su arquitectura, sus jardines con una notable influencia romántica, los objetos y mobiliario que a lo largo de los años la familia ha mantenido en perfecto estado y supongo que el confort de sus instalaciones hacen que este hotel tenga personalidad propia. Además muchas de las estancias y salones de estar se encuentran totalmente amuebladas de época y conforman un museo que huéspedes y clientes pueden visitar.

Después de la publicidad gratuita podían invitarme a pasar unos días ¿no?..jeje.

Yo os lo enseño por si alguna vez vais por la zona y os apetece...., sólo la visita vale la pena y si es primavera imagino que los jardines deben estar alucinantes, porque en pleno invierno ya son preciosos. En cuanto al precio, no sé..., las habitaciones están divididas en tres zonas diferentes del hotel y tiene precios variados porque también tienen suites y suits júniors, pero según vi, el precio parte de los 150 euros la noche, aunque seguro que en internet habrá miles de ofertas y precios diferentes.

En nuestro caso entramos y tomamos un café que estaba delicioso y nos pareció un hotel estupendo donde poder relajarse y pasar unos días tranquilos. Quizás lo dejemos para alguna celebración, ya veremos. De momento os dejo fotos ( estas sí son mías) para que veáis lo chulo que es. Era más bien tarde y no había demasiada luz pero creo que para hacerse una idea están bien.

 

Y ahora si, vamos con la receta de hoy, que como os decía es una de esas de toda la vida, que yo, particularmente nunca me acuerdo de hacer, pero que está sencillamente exquisita: huevos fritos con cebolla y jamón.

Ingredientes:

Para 2 personas:

  • 4 huevos frescos.
  • Un manojo de cebollas largas o cebollas frescas.
  • Unas lonchas de jamón.
  • Aceite de oliva, sal.
Preparación:

Lavamos y cortamos las cebollas en trocitos pequeños y reservamos. El jamón debe estar loncheado, bien lo compráis o se corta directamente de la pata de jamón que tenemos en casa alguna que otra vez, jeje. En un sartén con abundante aceite de oliva bien caliente ponemos a freír las cebollas y a la vez, encima de ellas los huevos, añadiéndoles un poco de sal. Dejamos que se frían bien bañándolos de aceite con la ayuda de la espumadera para no tener que darles la vuelta ni moverlos demasiado. Los sacamos bien escurridos junto con la cebolla en un plato e inmediatamente le colocamos encima las lonchas de jamón que con el calorcito se comenzarán a fundir. ¿No se os hace la boca agua?

¡Ya me contaréis!