lunes, 23 de diciembre de 2013

Regalos para Navidad IV

Y con esta cuarta entrega os deseo ¡Feliz Navidad a todos y que el año 2014 venga cargado de ilusiones y que se nos hagan realidad!

En esta entrada tengo muchas cosas que contáros y compartir con vosotros. Las felicitaciones de Navidad suelo hacerlas yo porque me gustan más que las simples tarjetas que se compran y además llevan nuestra personalidad como sello de garantía. Este año decidí hacerle una foto bonita a Guille, mi hijo de 9 años,( que todavía se presta a ello, jajaja) y utilizarla como felicitación navideña. Las he acompañado de unas galletas decoradas bien presentadas y con una etiqueta que me ha encantado y que también voy a compartir con vosotros.

Empezamos por las tarjetas ¿vale?

Esta es la foto que elegí después de hacerle unas cuantas que os enseño también.

Una vez elegida, las arreglé un poco con un programara sencillo y con una aplicación llamada PicCollage le añadí el texto. Después de impresas en tamaño 10x15 las he colocado sobre media cartulina tamaño cuartilla verde. Sólo necesitáis un par de cosas.

Utilizando un rotulador plateado he escrito la felicitación y las he metido en un sobre.

Ahora vamos con las galletas.

Sólo es un detalle que acompaña a la felicitación, así que hemos elegido Guille y yo un cortador de pasta con el muñeco de gengibre y unas estrellas. Así han quedado.

Las galletas son de mantequilla, que si queréis os la explico en otra entrada, pero si necesitáis la receta hay millones en internet y vídeos de you tube donde te explican como hacer las galletas y decorarlas con glasa.

Luego las hemos empaquetado en unas bolsitas que compré en una tienda de repostería, pero otras veces he utilizado papel celofán transparente y es igual, la verdad. Bueno esto un poco más cómodo, pero nada más. Las hemos cerrado con un hilo rojo brillante que hemos comprado en las tiendas de 1 euro y hemos decorado la bolsita con una cinta antigua que teníamos de Ikea, pero hay miles de cintas de regalo muy bonitas. Le hemos añadido una etiqueta muy chula personalizada y ha quedado así de bien. Al menos eso creemos Guille y yo.

Las estrellitas están por detrás.

¿Os gusta?, ahora toca repartirlas entre los familiares y amigos más cercanos.

Os dejo el enlace de las etiquetas para que podáis imprimirlas gratuitamente. Antes de hacerlo y cuando las descarguéis debéis cliquear en los nombres que viene escritos por defecto y cambiarlos por los que queráis. ¡Es mágico y quedan genial !

Podéis conseguir estas etiquetas pinchando aquí

En fin, animaos que aún estáis a tiempo.

¡Ya me contaréis!

 

martes, 17 de diciembre de 2013

Regalos para Navidad III: Pastas de té.

Vamos con la tercera entrega de regalitos hechos con mucho cariño y pensando en los nuestros ahora que ya casi estamos en Navidad.

Esta vez se trata de una cajita de pastas de té que bien presentadas y acompañadas de una botellita de vino dulce, Oporto, o cualquier otro vino de postre, se convierte en un excelente regalo que ¡ya me gustaría a mí!

Ingredientes:

  • 300 gr de harina
  • 170gr de mantequilla
  • 100gr de almendras
  • 1 huevo
  • 125 gr de azúcar

Preparación con thermomix:

Pulverizamos las almendras 30 segundos a velocidad 5-7-9 progresivo y las reservamos en un cuenco. Ponemos la mariposa en el vaso y añadimos el resto de los ingredientes, incluidas las almendras y programamos 20 segundos a velocidad 6.

Retiramos la masa del vaso, hacemos una bola y la envolvemos en papel de film. La dejamos reposar en el frigorífico unos 15 minutos.

La retiramos del papel y la estiramos sobre la encimera enharinada hasta dejarla con un grosor de 1/2 centímetro. Utilizando el corta pastas se cortan la masa y se va van depositando en una bandeja de horno con papel vegetal. Hay que hornearlas a 160º durante 15 o 20 minutos.

Antes de hornearlas yo les he puesto media guinda roja en el centro a unas cuantas, a otras unos pistachos machacados y a las últimas unas almendras caramelizadas también machacadas previamente. No sólo hay que depositarlas encima, sino que hay que oprimir un poco para que se queden y no se caigan.

También se puede utilizar una almendra o espolvorearlas después de horneadas con azúcar glass o bañarlas en chocolate.

Preparación sin thermomix:

Picáremos las almendras con una picadora lo más que podamos. En un bol se añaden el resto de los ingredientes junto con las almendras y movemos hasta que se forme una pasta. Es el momento de enharinar la encimera y volcar la masa en ella para trabajarla un poco, hasta que estén todos los ingredientes integrados y no haya grumos. La envolvemos en papel de film y la dejamos 15 minutos en el frigorífico. El resto de los pasos son iguales que los descritos arriba.

Para empaquetar las pastas utilice una caja bonita a la que le coloque un papel de seda rojo, sobre el unos flecos dorados propio de la decoración de los árboles de Navidad y para separar y ordenar las pastas unas cápsulas de cupcakes. Antes de cerrar la caja se tapan las pastas con el papel de seda. Se cierra la caja se le añade un lazo ,una etiqueta y listo.

¡Ya me contaréis!

 

 

domingo, 15 de diciembre de 2013

Regalos de Navidad II: Naranjas confitadas.

He tardado un poco, lo sé, pero estas últimas semanas en el cole son muy muy extresantes y casi no me dejan tiempo para nada. Pero, como bien dice el refrán, más vale tarde que nunca.

Hoy os traigo unas naranjas confitadas que he rescatado del blog de Marisa, Recetas de andar por casa, que como siempre os invito a visitar, que tiene Marisa mucho arte. Ella nos enseña un paso a paso perfecto, el mío no lo es tanto, pero espero que os sirva.

Ingredientes:

  • 2 naranjas
  • 200 gr de azucar
  • 1 vaso y medio de agua
  • 150 gr de chocolate para fundir

Preparación:

En una olla de base ancha, ponemos el agua y el azúcar para calentar. Mientras, vamos cortando con un cuchillo bien afilado las rodajas de naranja finitas pero sin pasarnos.

Las dejaremos alrededor de media hora y veremos como poco a poco se evapora el agua y se va creando un almíbar. De vez en cuando tendremos que dar la vuelta a las rodajas que estén en la parte superior, a las que no cubre el almíbar pero con mucho cuidado de que no se partan. Cuando apenas quede agua y el almíbar empiece a cambiar de color, retiramos las naranjas y las colocamos en la rejilla del horno sobre papel vegetal para que escurran y se enfríen.

Si pasada una hora aún están muy pegajosas las metemos un poco en el frigorífico y listo. Ahora es momento de cortarlas por la mitad y bañarlas en chocolate. Para ello derretimos el chocolate al baño- maría. Ya sabéis un cazo pequeño colocado dentro de uno más grande y este último con dos dedos de agua. Cortamos el chocolate en trozos y lo ponemos en el cazo pequeño. Cuando esté derretido mojamos la mitad de las medias rodajas de naranjas y las volvemos a dejar secar sobre papel vegetal.

Una vez secas, las introducimos ordenadamente en una cajita bonita. Está la compré en las tiendas de todo a un euro, aunque me costó algo más. Le coloqué un papel vegetal de color rojo y quedó fenomenal.

Intentadlo que de verdad es muy fácil. Lo único es que hay que tener es paciencia con los tiempos de espera.

Por cierto, según nos cuenta Marisa, si no la bañáis en chocolate y se guardan en la nevera nos sirve para el roscón de reyes, por ejemplo o para cualquier postre que requiera fruta confitada.

¡Ya me cometeréis!

 

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Regalos para Navidad I.Florentinas de frutos secos

Se acerca la Navidad, las vacaciones y los intercambios de regalos. Personalmente valoro muuuuucho los regalos hechos en casa o handmade, están mucho más currados ¿no? Tienes que pensar en qué hacer para la otra persona, qué le gustará y dedicarle tiempo, para comprar lo necesario, y para fabricarlo.

Me encantan, además ahorramos. Lo que gastamos en un regalo podemos utilizarlo para hacer varios y hacer felices a más de uno. Así que, si os parece bien, os echo una manita y os dejo algunas ideas en los próximos posts.

Hoy os dejo unos bombones fáciles y ricos, bien empaquetaditos quedan fenomenal. Yo os enseño como los he empaquetado yo, pero se aceptan ideas. Se llaman florentinas de frutos secos y los he cazado de Garum, a donde os invito a dar una vueltecita.

 

Ingredientes:

  • 200 gr de choclolate fondant, con leche o blanco (al gusto).
  • Unas avellanas.
  • Unos piñones.
  • Unas nueces.

Preparación:

Fundimos el chocolate al baño-maria. Sólo pondremos tres cuartas partes del chocolate para fundir, el resto, una vez tengamos el fundido se lo añadiremos pero fuera del fuego para que nos quede un templado de chocolate. No os preocupéis que funde prefectamente.

Una vez esté todo fundido, con ayuda de un biberón de salsas o cualquier otro utensilio que tengáis y sobre un papel de horno, vamos haciendo los círculos de chocolate.

A continuación le pondremos una avellana, un trocito de nuez y un par de piñones. Podríamos utilizar también frutas confitadas, escamas de sal, u otros frutos secos como pistachos.

Dejamos enfriar y una vez estén fríos y compactos los retiraremos con cuidado de que no se partan del papel y los empaquetaremos.

Yo elegí un bote de cristal que adorné con unas cintas, una moña y una etiqueta, pero podéis utilizar cajitas, bolsitas de papel, etc.

¿No os parece un regalo estupendo?

¡Ya me contaréis!

 

martes, 3 de diciembre de 2013

Pan de canela o "Estonian kringel"

Hay que ver lo que se aprende merodeando por la red. Suelo mirar muchos otros blogs, porque todos me parecen muy interesantes. Hay algunos muy caseríos, como el mío y otros que ¡madre mía! Son ya profesionales.

El fin de semana he encontrado La cocina de Lola, y aunque ella dice y es cierto, que hay personas que se dedican a copiar los blogs de otras, simplemente cortando y pegando imágenes y textos, no es mi caso. Sí Lola, he copiado tu pan de canela, por la pinta que tenía y por lo bien que haces tus recetas, pero animo a todos a que vean tu blog y conozcan tus recetas. Pero eso sí, la entrada me la trabajo ¿eh?.

Gracias por estas exquisitas recetas de pan que voy a aprender con tu blog. Haces muy buen trabajo.

Ingredientes:

  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de azúcar
  • 15 gr de levadura
  • 300 gr de harina
  • 120 gr de leche
  • Para el relleno:
  • 30 gr de mantequilla
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 3 cucharaditas de canela en polvo

Preparación:

Para la elaboración d la masa no os dejo el paso a paso porque ya sabéis, unos con thermomix, otros con kitchenaid y otros a mano, cada uno tiene sus trucos. Os lo explico a mano y con la thermomix.

A mano sería:

Mezclamos la levadura y el azúcar con la leche tibia y dejamos reposar al menos10 minutos.A continuación, añadimos la yema de huevo , la mantequilla derretida , la harina y la sal y amasamos. Finalmente formamos una bola que dejaremos reposar en un recipiente engrasado y tapado hasta que la masa doblé su tamaño ( 1 hora)

En la thermomix sería:

Vertemos la leche en el vaso, añadimos el azúcar, la mantequilla, la yema y la levadura. Programamos 2 minutos, 40º, velocidad 2.

Añadimos la harina tamizada y una pizquita de sal. Programamos unos segundos a velocidad 6 y luego 2 minutos a velocidad espiga.

Dejamos la masa reposar en el vaso cerrado 1 hora.


Ahora vamos con el resto de la receta paso a paso:


Transcurrido el tiempo, espolvoreamos la encimera de la cocina con harina y colocamos la masa encima.
Estiramos la masa con la ayuda de un rodillo intentando que la masa quede rectangular.

De todos modos, si veis que no podéis también podéis recrtR los bordes sobrantes y dejarla rectangular.
En un cuenco ponemos la mantequilla, el azúcar y la canela en polvo. Lo metemos en el microondas y lo programamos 1 minuto a temperatura máxima.


Mezclamos todo muy bien y lo extendemos sobre la masa con ayuda de un pincel. Debemos dejar reservada un pequeña cantidad para el final.
El resultado será este.


Enrollamos la masa con cuidado hasta formar un rulo como este.
Utilizando un rueda corta pizzas abrimos el rulo por la mitad pero dejando uno de los extremos sin cortar.
Enrollamos la masa procurando que la parte rayada quede para arriba . La cerramos apretando fuerte los extremos para que no se abran al hornear y pincelamos con el resto de azúcar y canela que dejamos reservado anteriormente. Lo metemos en el horno precalentado a 200º durante 10 minutos. Transcurrido el tiempo bajamos la temperatura a 180º y lo dejamos 20-25 minutos. Debe quedar crujiente por fuera y blandito por dentro.

¿Qué os parece? ¡Ya me contaréis!