domingo, 18 de octubre de 2015

Pasta integral con verduras

La semana pasada estuve bastante liada y no pude abrir el blog. Esta semana se me presenta más relajada, así que intentaré además de la receta de hoy subir una más a mediados de semana.

La pasta en casa nos encanta, no es la primera vez que lo digo, pero lo que creo no haber dicho es que desde que descubrimos la pasta integral nos hemos pasado a ella sin dudarlo. No es que no la conociéramos, que la conocíamos, sino que no nos había dado por probarla. Está igual de buena que la normal pero con la ventaja de que no sube los niveles de insulina tan rápido como la otra por lo que te sientes saciada mucho más tiempo a la vez que al contener fibra ayuda con la digestión.

Ingredientes:
  • 300 g de pasta integral
  • 1 berenjena
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolleta
  • 1 tomate
  • 1 pimiento verde
  • 1 calabacín grande
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • queso rallado para gratinar

Preparación:

El éxito de esta receta radica en respetar el tiempo de cocinado de cada una de las verduras, así que eso haremos. Primero empezamos por el calabacín que pondremos cortado a cuadradillos en una sartén con un poco de aceite y dejaremos cocinar unos 4 minutos. Mientras cortamos las zanahorias que, una vez apartados los calabacines pondremos en la misma sartén a cocinar a fuego fuerte.

Cortamos la cebolla en trozos pequeños y dejamos que se cocine a fuego lento hasta que empiece a caramelizar. Para conseguirlo lo único que debemos hacer es cocinarla con un poco más de aceite de lo que pondríamos normalmente. Cuando esté, la escurrimos bien y la ponemos con el resto de hortalizas ya cocinadas. El pimiento cortado en aritos finos y el tomate picado en dados los hacemos juntos práctimante sin grasa.

Dejamos para el final la berenjena que cortaremos en dados y doraremos sin aceite. Entonces añadimos todos los demás ingredientes ya cocinados y los ligamos con 3 cucharadas soperas de tomate frito.

Coceremos la pasta como nos indican en el paquete, con una hoja de laurel y sal y al escurrirla la volcamos en una fuente donde la ligaremos con la verdura. Esparcimos el queso de gratinar por encima y la llevaremos al horno a gratinar a 180º hasta que estén dorados.

¡Ya me contaréis!

 

sábado, 3 de octubre de 2015

Barritas de avena y almendra.

¡Buenos días! ¡Feliz fin de semana a todos! Yo a veces aprovechó el fin de semana para hacer algo de repostería que tener preparado para toda la semana. Por aquello de que cuando te pique el gusanillo de lo dulce tener algo casero, que siempre es mejor opción.

Y esta vez decido hacer una barritas de avena y almendra, sanas y energéticas!

Ingredientes:

  • 175 gr de copos de avena
  • 55 g de almendra cruda laminada
  • 2 huevos L
  • 100 g de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de almendra o de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharaditas de semillas de amapola

Preparación:

 

Comenzamos mezclando los copos de avena con la almendra laminada. Los llevamos al fuego en una sartén y removemos hasta que empiecen a tostarse y desprendan aromas. Entonces los retiramos y se reserva.

Batimos los huevos con el azúcar mucho, hasta que esté la mezcla espumosa y densa. Añadimos entonces la esencia de vainilla o de almendra. Yo utilicé la de almendra amarga que os enseño en la foto de abajo, comprada en Lidl, es la verde.

Añadimos la avena y almendra a la mezcla y mezclamos bien.

El horno estará precalentado a 200º. Colocamos la mezcla en una fuente forrada de papel de hornear y aplanamos bien. Introducimos la fuente en el horno y dejamos hornear 30 minutos, luego bajamos a 180º y dejamos 8 o 10 minutos más. Se va a tostar bastante, pero eso hará que luego estén crujientes.


Esperamos que se temple y cortamos con cuidado ya que como lleva poca grasa se desmiga.

Guardadas en un recipiente hermético aguantan perfectas 6 o 7 días.

¡Ya me contareis!