sábado, 18 de abril de 2015

Arroz al horno con pollo y setas

Hace muchos días que no os cuelgo ninguna recetilla, pero es que el trabajo a veces inunda mi vida y cuando consigo sacar la cabeza tengo muchas ganas de descansar y no hacer nada.

Además ha estado por medio mi cumpleaños, que he celebrado con mis amigos y se me ocurrió hacer un almuerzo tipo buffet e invitar a 30 adultos y 17 niños. ¡Que pechá de cocinar! , pero,¡qué bien lo pasamos y qué recuerdo tan bonito podré guardar de mi 40 cumpleaños.

Hoy tengo un ratito y algo más, así que he decido hacer arroz al horno con pollo y setas y por supuesto compartirla con vosotros, así que vamos al lío!

 

Ingredientes ( para 4 personas):

  • 1/2 pollo cortado en trozos pequeños.
  • 2 lata de rovellones o setas.
  • Arroz
  • 1 litro de caldo de ave.
  • Aceite de oliva.
  • Un bote de garbanzos.
  • Sal.

 

Preparación:

Comenzamos por lavar y salar el pollo. Lo reservamos en un plato.

Hacemos los mismo con los garbanzos que enjuagaremos muy bien y con los rovellones que enjuagaremos igualmente y cortaremos a trozos más pequeños.

A continuación, ponemos un buen chorro de aceite en una sartén que pondremos a calentar. Una vez caliente, refreímos primero los rovellones, los apartamos y en el mismo aceite hacemos igual con el pollo y posteriormente con los garbanzos.

Los garbanzos no los apartaremos. Porque con ellos refreiremos el arroz. Yo suelo medir dos puñados para cada persona, pero antes de echarlo al sartén lo vuelco en un cuenco para tener una medida exacta ya que luego necesitaremos el doble justo de caldo.

Una vez refrito, cuando el arroz empiece a verse transparente pasamos el contenido del sartén a la fuente de horno. Y sobre ella disponemos los rovellones y el pollo.

Añadimos entonces el caldo, justo el doble,e introducimos la fuente en el horno a 200 grados de temperatura. Mi horno estaba arriba y abajo y con el turbo.

Estará 20-25 minutos. Pero yo lo voy observando y suele estar listo cuando se queda seco. Lo sacamos del horno y dejamos que repose tapado 5 minutos.

¡Ya me contaréis!