lunes, 31 de diciembre de 2012

Feliz entrada de año

Aunque las noticias no son muy alentadoras en lo que se refiere a la crisis para el nuevo año que entra, quisiera desearos que sepáis elegir los ingredientes correctos para poder pasar un año lo mejor posible. Yo he elegido los siguientes:

  • Una tonelada de esperanza.
  • Dos o tres de amor propio.
  • Un millón de litros de amor hacía los míos.
  • Un kilo de amigos de los que poder rodearme y con los que por compartir risas, alegrías y buenos momentos.
  • Trabajo, muuuuucho trabajo.
Espero que vuestra receta os ayude a entrar en este nuevo año con ganas de pasarlo lo mejor posible y os ayude a ver las cosas de la mejor manera. Nos seguiremos viendo por aquí.

 

Besos y abrazos para tod@s.

 

 

Menudo

En mi casa es hablar de menudo y hacersenos la boca agua. Nos gusta a todos, mis hermanos, mis padres, mi marido, mi hijo y qué decir de mi cuñado. La auténtica especialista en cocinarlo era mi abuela. Ahora es mi madre la que nos deleita con este guiso, que comemos sobre todo en invierno, al ser muy rico en calorías y que tan bien viene para el frío.

Estos días invitamos a nuestra familia portuguesa a probar este plato y lo han comido ¡dos días seguidos! ¡Así estaba de bueno!

Ingredientes:

  • 1/2 cabeza de ajo.
  • 1 cebolla.
  • Un chorrito de aceite de oliva.
  • 1 chorizo de jabugo.
  • 1 loncha gruesa de jamón Serrano.
  • 1 loncha de tocino de jamón (el que se aparta de las patas o paletillas de jamón Serrano)
  • 1/2 kilo de garbanzos
  • 1 kilo y 1/2 de menudo (tripas de ternera)
  • Un poco de sal
  • 1 cucharadita pequeña de pimentón dulce
  • 1 matita de hierbabuena.
  • 2 cucharadas grandes de especias reunidas molidas.
Preparación:

El primer paso es poner los garbanzos a remojar la noche o el día anterior.Empezaremos lavando muy muy bien el menudo o tripas, por otras zonas de España llamados callos. Se lava con agua caliente y abundante sal gruesa. Normalmente el menudo ya lo venden limpio, pero en casa siempre le damos luego un buen lavado. Reservamos el menudo y preparamos el resto de los ingredientes. La cabeza de ajo solo va machacada sin pelar, un par de porrazos y listo. La cebolla la cortamos en 4 cuartos, la loncha de jamón la picamos a taquitos, al igual que el chorizo de jabugo y la loncha de tocino de jamón.

Sobre este último ingrediente debéis saber que el tocino de jamón es aquel que se retira de las patas de jamón o las paletillas cuando las compramos enteras y que normalmente tiramos porque además de rancio lo vemos bastante sucio y amarillento. En casa siempre he visto como mi madre lo lavaba bien con agua caliente y lo congelaba para luego utilizar en guisos de este tipo. Si no encontraseis tocino de jamón podéis cambiarlo por tocino de panceta que se vende en carnicerías. Aunque ya os aviso que el puntito rancio del tocino de jamón es inconfundible.

Se pone todo en crudo en una olla espres. Los garbanzos, el menudo, el tocino, el jamón y el chorizo picados, la cebolla, los ajos, el pimentón, la hierbabuena la sal y el chorrito de aceite. Las especias se llaman especias reunidas, aunque por aquí por el sur también se les conocen como especias de caracoles y hay que ponerlas molidas. Normalmente se colocan en una gasa o trocito de paño de algodón al que se le hace un nudo para que las especias suelten todo su sabor pero no las encontremos por el guiso. De esta forma, en bolsita, es fácil de retirar al finalizar el guiso. Finalmente se pone agua hasta que cubra a los ingredientes.

Cerramos la olla y la dejamos al fuego entre 45 y 60 minutos desde que comienza a pitar. Si al abrir la olla vemos que ha quedado demasiado caldoso se deja un poco más hervir destapado para que se reduzca un poco.

CONSEJO: El menudo es uno de esos guisos que está más bueno al día siguiente de haber sido cocinado.

 

viernes, 28 de diciembre de 2012

Cordero al horno (de piedra)

Este año pasamos por primera vez las fiestas de Navidad en nuestra aldeita de Portugal, aquella que os enseñé en verano, ¿os acordáis?. Estamos toda la familia y lo estamos pasando genial.

Siempre hemos comido con mis padres el día de Navidad y el plato fuerte de mi madre para ese día es el cordero al horno. Este año el cordero lo hemos hecho en horno de piedra. Ni qué decir tiene que estaba más bueno que nunca. Os dejo más de una foto para que veáis el proceso.

Ingredientes:

  • Dos patas de cordero
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Una cabeza de ajo
  • 1 vaso de vino blanco (Manzanilla o Fino)
  • Romero
  • Pimienta negra
Preparación:

Encendemos el horno a 210º y dejamos calentar. En nuestro caso el día anterior habíamos ido a buscar leña para encender el horno de piedra y bien temprano por la mañana nos pusimos manos a la obra.

 
 

 
Mientras preparamos el cordero. El día anterior ya lo habíamos salpimentado y por la mañana lo pusimos en la cazuela de barro y le echamos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Entonces se mete en el horno y esperamos que se dore. Nosotros tuvimos que ponerle una hoja de col por encima porque el horno tenía demasiada temperatura.

 

En el horno normal, una vez esté el cordero dorado se le da la vuelta y se le añade lo obtenido después de batir con la batidora la cabeza de ajo pelada, el vaso de vino, un chorrito de aceite y una cucharada sopera de Romero. Con todo esto de riega el cordero y se vuelve a introducir en el horno. Le dejamos la misma temperatura y le vamos dando la vuelta cuando veamos que se va dorando. De esta manera no se quedará seco porque ve va bañando en el jugo que suelta la propia carne junto con el aderezo que le añadimos antes.

Cuando vemos que está tierno y bastante dorado por todas partes estará listo, pero habrá pasado al menos 1 hora u hora media.

 

 

Si queréis podéis poner el cordero encima de una buena capa de cebolla bien picada en crudo. Nosotros además metimos una fuente de patatas aderezadas con cebolla, pimentón dulce, perejil, sal y un poco de agua para que se asen y queden jugosas.

¡Ya me contaréis!

 

lunes, 24 de diciembre de 2012

Tortas de Nochebuena. Primer paso a paso

Hacia días que no tenía tiempo para nada, había muchas cosas que tenía abandonadas,entre ellas el blog, pero ¡YA ESTOY DE VACACIONES!

Antes de nada quiero aprovechar para felicitaros a tod@s y desearos unas felices fiestas junto a vuestras familias y un año mejor que este y a los que os haya tocado algo en la lotería ¡felicidades!

No podía ser de otra manera, retomar el blog después de un par de semanas con una receta propia de Navidad y además me estreno con mi primer paso a paso. Espero que os guste y contadme que os parecen las recetas así contadas pasito a pasito.

 

Ingredientes:

Para un kilo de tortas:

  • 1 kilo de harina
  • 1/4 litro de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de matalauva (anís en grano)
  • 200 ml de zumo de naranja agria ( de las que vemos por los árboles que adornan las calles)
  • 100 ml de vino blanco (manzanilla o jerez seco)
  • Una pizca de sal disuelta en un culin de agua.
  • 1 sobre de levadura.
  • 1/2 kg aproximadamente de miel.
Preparación:

Paso 1

Freímos la matalauva en el aceite, lo reservamos y esperamos que se enfríe totalmente.

 

Paso 2

En un barreño colocamos la harina junto con la levadura y mezclamos bien.

 

Paso 3

A continuación, hacemos un pequeño hoyo en el centro y volcamos en el la sal disuelta en el agua, el zumo de naranja, el vino blanco y el aceite reservado con anterioridad ya frío.

 

Paso 4

Comenzamos a amasar, utilizando primero una cuchara de palo y las manos después. Estaremos amasando hasta que la masa se despegué totalmente. Si es preciso, sacamos la masa del bol o barreño donde la estemos amasando y terminamos de amarrar sobre la encimera. La masa estará lista cuando veamos que tras clavarle un dedo, recupera su forma casi por completo rápidamente. Abrigaremos la masa con un paño y esperaremos 1 hora.

Paso 5

Transcurrido ese tiempo, iremos estirando la masa trozó a trozo hasta dejarla bastante fina y la cortaremos dándoles el tamaño que prefiramos. A mi me gustan ni grandes ni pequeñas....

Paso 6

En una sartén bastante ancha ponemos abundante aceite de oliva y con el aceite bien caliente comenzamos freírlos. La mayoría deben hacerse pompas, aunque no en todas ocurre.

Paso 7

Una vez todas fritas, se pasan por miel. En una sartén se echa la miel y un poquito de agua y se pone a hervir. Cuando empiece a subir en forma de espuma estará lista para ir echando las tortas y sacarlas inmediatamente dejando sólo que se bañen un breve instante.

Paso 8

Al finalizar las colocaremos en una fuente o plato y las adornamos con bolitas de colores. ¡Ya están listas!

¡Ya me contaréis!

 

domingo, 9 de diciembre de 2012

Mejillones en salsa picante

Los mejillones me encantan. Además me vienen muy bien para mejorar mis niveles de hierro, que siempre lo tengo bajo. La mayoría de las veces los hago abiertos al vapor con un chorreoncito de limón. ¡Están buenísimos!

Esta vez mi marido los quería en salsa picante y lo cierto es que así también están ricos. La receta es sencilla y rápida, como siempre, así que ¡animaos!

 

Ingredientes:

  • 1 y 1/2 kilo de mejillones.
  • 1 cebolla
  • 1 kilo de tomates bien maduros
  • 2 dientes de ajo
  • 1 o 2 guindillas
  • 1 pimiento verde
  • 1 cucharada de harina
  • 1 copa de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
Preparación:

Pelamos y cortamos la cebolla y un diente de ajo. Los ponemos a pochar en una olla con un poco de aceite de oliva. Añadimos seguidamente el pimiento verde cortado también a trozos y esperamos que esté todo bien pochado. Mientras lavamos y cortamos los tomates en trozos y los añadimos a la olla. Agregamos un poco de sal y opcionalmente un poco de azúcar, para eliminar la acidez del tomate. Dejamos freír durante 30 minutos y batimos todo muy bien. Limpiamos bien los mejillones y los abrimos en una olla junto con el vino blanco. Tapamos y dejamos que se abran. Una vez abiertos no los dejaremos mucho tiempo cociendo. Los sacamos y los reservamos en una fuente retirando una de las conchas. En un sartén con un buen chorro de aceite de oliva refreímos el otro ajo y la guindilla. Cuando el ajo esté dorado añadimos la cucharada de harina y removemos durante 2 minutos . Añadimos la salsa de tomate y un poco del agua sobrante de haber abierto los mejillones( que tenía además el vino blanco). El agua debe estar colada. Mezclamos bien todo y en la salsa resultante introduciremos los mejillones dejándolos cocer 2 o 3 minutos. Servimos calientes.

¡Ya me contaréis!

 

 

 

viernes, 7 de diciembre de 2012

Galletas osito para Marta

Hoy es un día de celebración en casa. Mi sobrinita Marta cumple 1 añitos y hay que celebrarlo. Bueno, ya lo hemos celebrado. ayer, dia festivo hicimos una pequeña fiesta en casa y estuvimos todos ¡que ilusión! Con toda esa ilusión nos levantamos mi hijo y yo y le hicimos a Marta estas preciosas galletas de las que nos sentimos muuuuuuyyyyy orgullosos. No son nada complicadas y quedan muy bien. Desde qué las vi en Pequerecetas, las tenía en mente para una ocasión especial. ¡Y ese día llegó!

Hay que hacer dos masas, una oscura para hacer la cara del oso y otra clara para el hocico y las orejitas. La oscura lleva canela y la clara gengibre.¡están deliciosas!


Ingredientes:

Para la masa clara:

  • 180 gr de harina.
  • 1/2 cucharadita de gengibre en polvo.
  • 50 gr de mantequilla.
  • 100 gr de azúcar blanca.
  • 2 cucharadas de miel de abeja.
  • 1 huevo batido.
Para la masa oscura:

  • 1/2 cucharadita de canela en polvo.
  • 180 gr de harina.
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato.
  • 50 gr de mantequillas.
  • 100 gr de azúcar morena.
  • 2 cucharadas de miel de caña.
  • 1 huevo batido.
  • Pepitas de choclolate para los ojos.
Preparación:

Cada masa se elabora en un cuenco diferente, pero las dos seguiremos el mismo procedimiento. Primero tamizamos la harina mezclada con el bicarbonato y la especie ( gengibre o canela). A continuación, añadiremos la mantequilla cortada a trocitos y el azúcar e introduciremos las manos para empezar a partir la mantequilla y mezclar un poco. Ponemos la miel en el microondas durante 20 segundos a temperatura máxima y se la añadimos a la mezcla junto con el huevo batido. Empezamos a amasar dentro del bol y cuando veamos que la masa ya no está tan pegajosa la ponemos sobre la encimera de la cocina y terminamos de amasar(este paso aunque parezca engorroso nos llevará poco tiempo). Una vez tengamos las masas preparadas procederemos a estirar las con un rodillo espolvoreando previamente la base sobre la que las estiremos. Tendremos que dejarlas con aproximadamente medio centímetro de grosor.

Ahora empezamos a montarlas. Con un corta pastas redondo más grande y otro más pequeño cortamos círculos. Por cada círculo oscuro cortaremos dos de los claros, uno para el hocico y otro para las orejitas. Sobre el círculo más oscuro colocamos el círculo claro presionando ligeramente y el otro círculo clarito nos servirá para hacer las orejas cortándolo por la mitad y obteniendo de este modo dos semicírculos. Los colocamos a modo de orejas y presionamos también ligeramente. Con ayuda de un cuchillo le hacemos las marcas de la nariz y le colocamos el palito.

En mi caso no se lo clavo sino que se lo pongo por detrás pegado con un trocito de masa de la que va sobrando. Encenderemos el horno y lo precalentaremos a190º grados. Horneamos las galletas sobre una bandeja de horno con papel vegetal o espolvoreada de harina durante 10 minutos. Al sacarlas le colocamos los ojitos de chocolate y esperamos que se enfríen.

Como eran para un regalo, las envolvía en papel celofán transparente y les colgué una etiqueta con su nombre y la fecha de su cumpleaños. ¡Le han encantado! Comprobarlo vosotr@s mism@s.

¡Ah! Y un CONSEJO: Muchas veces andamos comprando utensilios de cocina sin saber donde vamos a meterlos. Yo no tenía corta pastas circulares de los tamaños necesarios y utilicé tapones. El más grande de un recambio de ambientador de esos que pulverizan cada ciertos minutos y el segundo de una botella de agua. Estamos en crisis ¡habrá que ahorrar! ¡Jajaja!

¡Feliz puente a tod@s!

 

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Ensalada de col china, piña y pasas

Esta ensalada es algo diferente a las que normalmente hago en casa y es que su ingrediente principal es la col china. Normalmente no la encuentro más que en grandes superficies ( carrefour o hipercor) y por eso cuando la encuentro la compro porque normalmente no la tengo a mano.

Además mi blog no se caracteriza precisamente por lo elaborado de los platos. Alguna vez que otra sí que cocino más a conciencia, platos más rebuscados, pero.... no nos engañemos, para el día a día mejor platos sencillos, que con el trabajo, el tiempo que me gusta dedicarle a mi casa a mi familia, a mi misma, etc, no queda otra que buscar platos así, fáciles de preparar.Pero eso sí variados y ricos, como está ensalada.

Ingredientes:

  • 1/2 col china
  • 6 rodajas de piña en su jugo
  • 2 puñados de pasas sin hueso
  • Mayonesa
Preparación:

La col china debe se lavada muy bien y tenemos que secarla con un paño limpio. Es importante porque luego, la mayonesa se queda aguada y queda fatal. Una vez esté limpia y seca la ponemos en un bol. Añadimos las rodajas de piña cortadas a trocitos y preparamos el aliño. En un bol pequeño ponemos como 75ml del caldo de la lata de piña. Añadimos tres cucharadas de mayonesa ( la que más os guste) y removemos con varilla para que quede bien disuelto. Si os gusta con más mayonesa, ya sabéis, ¡poned toda la que queráis! Pero no demasiada porque de ese modo la col china pierde todo el sabor.

Añadimos la salsa por encima y terminamos esparciendo las pasas, que como la mayonesa van al gusto.

Removemos justo antes de servir y ¡listo!

¡Ya me contáreis!

CONSEJO : si no encontráis la col china o simplemente no os gusta podéis cambiarla por col normal o repollo crudo. Eso si tendría que ir cortado en Juliana, es decir, a tiras mucho más finas.

 

domingo, 2 de diciembre de 2012

Bizcocho de avena y especies.

Un bizcocho diferente, sabroso, aromático...así es este bizcocho de avena y especies. Nunca antes lo había probado y tenía ganas de hacerlo porque me parecía que la conjunción de especies tendría que ser especial. Y no me equivocaba.

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 80 gr de margarina ( en mi caso aceite de girasol)
  • 90 gr de azúcar blanca
  • 90 gr de azúcar mascabado
  • 270 gr de harina
  • 180 gr de copos de avena
  • 400 dl de leche
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 1 cucharadita de gengibre en polvo
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • Margarina para untar
  • Harina para espolvorear
  • Azúcar en polvo para espolvorear
Preparación:

Encendemos el horno a 180º, untamos el molde en el que vayamos a hornear con margarina y espolvoreamos con harina. Reservamos. En un bol ponemos los copos de avena con la mitad de la leche caliente hasta que se ablanden. En otro bol batimos bien las yemas con el azúcar blanco, el azúcar moscovado y la margarina (en mi caso aceite de girasol). Cuando esté todo bien batido añadimos la harina mezclada con levadura, el gengibre, la canela, el comino y la nuez moscada y mezclamos bien. Añadimos el resto de la leche y vamos batiendo poco a poco. Os aviso que la masa es bastante más densa que la de los bizcochos de limón que hacemos habitualmente. Añadimos entonces la avena y volvemos a mezclar. La masa se aligerará cuando le añadamos las dos claras batidas apuntó de nieve. Mezclamos con movimientos envolventes.

Vertemos la mezcla con cuidado en el molde reservado y lo introducimos en el horno que ya estará precalentado y le bajamos la temperatura a 150º durante 1 hora. Antes de sacarlo del horno comprobaremos con un palillo que está hecho.

¡Ya me contaréis!