domingo, 25 de noviembre de 2012

Yogur sin yogurtera. Primer intento

Es la primera vez que intento hacer yogur sin utilizar la yogurtera y es que se la he prestado a mi hermana para que experimente. La receta es de yogur de galletas, plátano y naranja y es del blog Velocidad Cuchara, que si no lo conocéis, los thermomixeros, deberíais dar una vueltita por él, veréis como os quedáis.

Yo tengo la thermomix como otros aparatos de cocina y he de decir que la utilizo bastante pero no es lo que más, me gusta cocinar a fuego lento, en ollas...y no me preguntéis por qué, ya se que la thermomix te facilita la vida y todo eso pero.... Yo prefiero estar ahí, a pie de cañón, aunque no deje de reconocer que a veces me saca de un apuro, que hay recetas que ya las hago siempre en ella porque me encanta como sale y que cada cosa que veo por ahí que me llama la atención la copio y la hago, como es el caso de estos yogures.

Como veis los vasitos no son de yogur, he utilizado unos tarros reciclados porque es lo único que tenía a mano con tapadera, aunque en la foto no salga.

Os cuento la receta y luego os comento en qué creo que fallé y como me pueden salir mejor la próxima vez.

Ingredientes:

  • 80 gr de galletas tipo María o Digestive
  • 200 gr de plátano de Canarias maduro.
  • 60 gr de zumo de naranja.
  • 80 gr de azúcar
  • 1 litro de leche entera.
  • 125 gr de yogur natural
  • 50 gr de leche en polvo
Preparación:

Comenzaremos por rallar las galletas durante 8 segundos a velocidad 9. Las reservamos. Ahora troceamos el plátano y lo introducimos dentro del vaso de la thermomix junto con el zumo de naranja y el azúcar y trituramos 5 segundos a velocidad 5. A continuación programamos 8 minutos, temperatura Varoma y velocidad 1. Una vez acabado el tiempo hemos de dejar que se enfríe hasta alcanzar unos 37°. Yo no tengo termómetro de cocina y lo deje media hora enfriar.

Agregamos medio litro de leche, la leche en polvo y la galleta triturada y mezclamos triturando 1 minuto a velocidad 7. Agregamos entonces el otro medio litro de leche y el yogur y ponemos a calentar a 50º, durante 5 minutos en velocidad 3.

Precalentamos el horno a 50º y lo apagamos. Introducimos los vasitos de yogur y los dejamos fermentar al menos 13 horas antes de poderlos comer. Tapamos y a la nevera.

La compota se puede poner al fondo del vaso y luego rellenar con la leche y el yogur, pero es importante que la compota no esté muy caliente.

¡Ya me contaréis qué tal os sale a vosotr@s!

Os cuento como me han salido a mí:

Yo he seguido a pie juntitas estos pasos pero cambié la leche entera por la que utilizo normalmente que es la Omega 3. Cuando abrí el horno pasadas las 13 horas pensé que la mezcla se había cortado y no me habían salido. Pero.... no fue así. Al utilizar esta leche que según he leído en el envase es desnatada y tiene varios aceites en su composición me quedó en la capa alta mucho suero que me hizo pensar que no habían cuajado. Removí uno de ellos y me di cuenta que sí habían cuajado por el fondo. Al mezclarlo me quedo consistencia yogur batido, pero rico. Entonces de otro de los botes con cuidado tiré el suero y me quede sólo con lo que había cuajado. Lo removí, lo tape y lo metí al frigo. Pasadas unas horas comprobé que era verdaderamente yogur cremoso y consistente. Muy rico.

En definitiva, con leche entera quedara mejor, aunque he de decir que en la yogurtera he utilizado leches enteras, semidesnatadas y desnatadas y también han salido, lo que ocurre es que mucho menos cremosos. Nunca había utilizado la Omega 3 y con ésta no sale del todo bien, se desperdicia mucho producto.

Probad a ver qué contáis. ¡Buen comienzo de semana a todos!

 

viernes, 23 de noviembre de 2012

Sopa de coliflor

Cuando llega el frío ¿qué mejor que una sopa para entrar en calor? Por aquí por el sur lo más típico es el puchero. ¡Qué rico! Otro día os dejare la receta, pero hoy os traigo una sopa de coliflor que está riquísima. Es sencilla de hacer y además muy baratita. Se hace aprovechando el agua de cocer la coliflor.

Normalmente la coliflor la suelo cocer al vapor para luego referirla, hacerla en tortilla, etc, pero cuando me apetece sopa la cuezo en agua. Animaos a probarla, suele gustarle mucho incluso a los que no se comen la coliflor.

Ingredientes:

  • Una coliflor
  • Aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Fideos.
  • Perejil fresco
  • Sal y agua.
Preparación:

Ponemos a cocer la coliflor en una olla con bastante agua, que la cubra. La coliflor la abremos lavado muy bien previamente y cortado en trozos más pequeños. Ponemos un poco de sal. Una vez que este tierna, retiramos la mayoría de la coliflor dejando algunos trozos, los más pequeños. Reservamos. En una sartén calentamos un buen chorro de aceite de oliva y freímos los dos dientes de ajo y la cebolla cortada muy pequeñita hasta que estén empiecen a dorarse. En el último momento agregamos el perejil picado finamente. Volcamos todo el contenido de la sartén en la olla del caldo de coliflor y mezclamos.

Volvemos a poner al fuego y cuando comience a hervir añadimos 3-4 puñados de fideos (dependiendo del grosor que elijamos). Particularmente me gustan los fideos al menos del nº 4 e incluso los de fideguá. Pero también está muy rica con fideos finos o cualquier tipo de pasta para sopas que elijamos. ¡Para gustos los colores! Eso sí, debemos dejarlos justo los minutos que nos avisa el paquete. Y ¡listo! Fácil y rápido, además de rica.

¡Ya me contaréis!

 

jueves, 22 de noviembre de 2012

Premio Dardo


Este es mi primer premio, y me hace ¡tanta ilusión!. Gracias Loli del blog Mil y una cosas por acordarte de mi blog. La verdad es que cuando le dedicas tiempo a algo y con tanta ilusión, un comentario dejado en el blog, una referencia de algún amigo o familiar, etc te llena de alegría, cuanto más un premio de otra blogger que como yo dedica tiempo y pone cariño en cada cosa que comparte.

Quiero aprovechar la ocasión para agradecer a todos lo que me visitan asiduamente y a los que no viene tan asiduamente pero alguna vez me han dedicado un poco de atención, el tiempo dedicado y los comentarios dejados. y si alguna vez habeis llevado alguna de mis recetas a vuestra cocina, espero que os haya sido grata y lo hayais disfrutado.

Seguiré compartiendo mi afición con vosotros y una vez más GRACIAS.

martes, 20 de noviembre de 2012

Torta árabe

 
Así la llamo yo y la reconocen mis amigos y familiares. Como se suele decir "fácil no, lo siguiente" y además siempre sale bien. De estas recetas que hay que tener siempre a mano y que te salvan una merienda en un pis pas.

Pues nada más que decir, sólo que la probéis porque además el comentario de todos al probarla es "mmmm..." . Venga animaos y comentadme.

Y no, no estoy loca al poner un fondo navideño tan pronto, es que con esta receta participo en el Concurso de recetas navideñas de Lazy Blog patrocinado por Antonio Mata Gourmet y por Pyrex. Considero que esta torta es una receta rica y económica para estas Navidades que viene un poco "flaquitas" pero en las que no podemos dejar de compartir con la familia y los amigos platos fáciles de preparar que a la vez muy ricos.


 
Ingredientes:

  • 1 base de masa de hojaldre
  • Canela en polvo
  • Piñones
  • 1 lata de cabello de ángel o sidra.
 

Preparación:

Primero abrimos la base de masa de hojaldre y la dejamos sobre el mismo papel en el que viene enrollada.

Espolvoreamos un poco de canela en polvo sobre ella.

Abrimos la lata de sidra y extendemos algo más de la mitad de su contenido sobre la lámina de hojaldre. Este paso es al gusto, hay quien prefiere poner la lata entera.

Volvemos a espolvorear canela en polvo sobre la sidra y añadimos los piñones.

A a continuación la introducimos en el horno precalentado a 180º durante 15-20 minutos depende si os gusta más tostadito o menos. A mi me gusta tostadita, pero he de reconocer que está buenísima de cualquier manera.

Es necesario que al estirar la masa de hojaldre y antes de extender sobre ella el cabello de ángel pinchéis la lámina de masa con un tenedor, de lo contrario os ocurrirá esto que veis a continuación.

Se hincha, creándose una burbuja gigante que cuando se vacía deja la torta demasiado arrugada. Así qué no olvidéis este paso previo.

¡Ya me contaréis!

 

domingo, 18 de noviembre de 2012

Arroz con leche

¡Feliz domingo a todos! Como siempre os dejo una recetita dulce que nos hace el domingo más llevadero.

Hacía bastante tiempo que no hacía arroz con leche y en casa les encanta. ¡Y fuera de casa también! Siempre tengo que acordarme de mi suegro, mi padre y Pepito, un amigo de mi hijo. En fin que tengo que hacer una tonelada de arroz con leche....

Esta vez he utilizado la receta de Teresa, publicada en el blog Velocidad Cuchara. Siempre he utilizado mi propia receta, que algún día os daré (sólo cambian algunas cantidades), pero probar con recetas nuevas también es bueno, así rectificamos las propias ¿no pensáis igual?

Ingredientes:

  • 1 litro y medio de leche
  • 250 gr de arroz redondo
  • 250 gr de azúcar
  • 1 o 2 palos de canela
  • Canela en polvo
  • La piel de 1 limón, sólo la parte amarilla.
Preparación con thermomix:

Ponemos mariposa en el vaso y añadimos la leche junto con la canela y la piel de limón y programamos 10 minutos, temperatura 90 , velocidad 1. Pon el cubilete.

Al terminar sin levantar la tapa y quitar el cubilete, en la misma tapadera pesa los 250 gr de arroz y programa 35 minutos, temperatura 90, velocidad cuchara. ( si tu thermomix es la 31 también giró a la izquierda). Cuando se ponga en marcha, levanta el cubilete y deja que caiga el arroz. Vuelve a tapar y espera.

Añadimos entonces el azúcar y programamos 5 minutos más, temperatura 90, velocidad cuchara (y giro a la izquierda). Retiramos la piel de limón y la canela en rama antes de repartir en los vasitos, dejando, de este modo que repose un poco más dentro del vaso. Espolvoreamos con canela en polvo o en mi caso puse un poco de azúcar por encima y quemé con un soplete. Queda delicioso el crujiente del azúcar quemadito con la suavidad y cremosidad del arroz con leche. ¡Exquisito!

 

Preparación sin thermomix:

Se hace igual pero con un poco más de paciencia, ya que el secreto de la cremosidad del arroz está en el arroz que utilizaremos, que debe ser arroz redondo, por su alto contenido en almidón y el segundo truco está en no dejar de remover mientras se hace el arroz.

Por lo tanto, los pasos a seguir son los mismos. Vertemos en la olla la leche y añadimos la canela y la piel de limón y ponemos al fuego removiendo hasta que veamos que queda poco para que comience a hervir. Entonces agregamos el arroz y bajamos la temperatura un poco para evitar que hierva. Removemos y removemos hasta que veamos que la leche se convierte en crema casi y el arroz está tierno (unos 20-25 minutos). Es el momento de añadir el azúcar y seguir removiendo 5 minutos más. Esto será lo que le de el punto cremoso definitivo. Repartimos en vasitos o cuencos y espolvoreamos canela en polvo por encima.

¡Ya me contaréis!

jueves, 15 de noviembre de 2012

Albóndigas de bonito

Nunca las había comido y menos cocinado. Sí las había visto en varias ocasiones en recetas de televisión, blogs o revistas. De una de estas últimas he cazado ésta, para mí, sensacionales, aunque al ser la primera vez que las hago he cometido algunos errores, ¿cómo no? pero os aseguro que cualquiera puede hacerlas. No es una receta difícil, aunque así un poco más entretenida que otras.

Ingredientes:

Para las albóndigas:

  • 600 gr de bonito limpio de piel y espinas.
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 huevos enteros
  • Harina
  • Perejil picado
  • Pan rallado
  • Sal
Para la salsa:

  • 2 cebollas
  • 1 pimiento rojo
  • 2 pimientos choriceros
  • 800 ml de caldo de pescado ( o agua y una pastilla de caldo de pescado)
  • 1/2 lata de tomate concentrado ( o un cazo de tomate frito)
  • Sal y aceite de oliva
Preparación:

Comenzamos por la salsa. Pelamos y picamos las cebollas y el pimiento rojo. Lo ponemos todo a pochar en una sartén con aceite de oliva. Ponemos un poco de sal. Cuando este todo pochado añadimos los pimientos choriceros que habremos puesto en agua caliente una media hora antes. Dejamos cocinar unos minutos más. Entonces lo trituramos todo y lo pasamos por un chino o pasadera. Añadimos el caldo de pescados y dejamos cocinar 15 minutos más. Agregamos el tomate y dejamos cocer. Debe quedar una sala espesita.

Comenzamos con las albóndigas. Picamos el bonito en un bol y le añadimos los huevos enteros, una cebolla picada y ponchada, el perejil y sal. Una vez mezclado todo bien le ponemos 2 cucharadas de pan rallado. Comenzamos a hacer las albóndigas que pasaremos por harina y freiremos en abundante aceite caliente. Las vamos apartando en un plato con fondo de papel de cocina, para que quede todo el aceite de la fritura. Cuando estén todas listas las metemos en la salsa y las ponemos a cocer unos minutos (10 min) a fuego lento.

Yo las he acompañado de unas patatas fritas, que no las hago casi nunca, para mi marido y mi hijo. Para mi una ensaladera....

¿Qué cuál ha sido mi error? Pues qué he pochado demasiado la cebolla y el pimiento rojo, se me ha pegado un poquitín y ha quedado la salsa muy oscura, aunque en parte se que también es debido a que el tomate concentrado es muy oscuro. No sabía a quemado ni nada pero sí oscureció demasiado el tomate. En fin, la próxima vez ya no me pasa.

¡Ya me contaréis!

 

martes, 13 de noviembre de 2012

Pizza casera

No tengo que decir que en cada casa en la que hay un nin@ uno de los plátanos preferidos es una rica pizza. En mi casa no iba a ser menos. Como siempre prefiero que todo lo que comamos sea casero, aunque a veces comemos pizza fuera de casa o de aquellas precocinadas. En esta ocasión la hicimos entre mi hijo y yo.

A él le encanta la pizza y yo la utilizo a veces como moneda de cambio, los viernes por la noche, si ha hecho las tareas de la semana o ha recogido su cuarto o cumplido con su obligaciones y el ¡feliz como una lombriz! ¡A ver cuanto me dura!

La masa la hacemos en la thermomix aunque se puede hacer a mano, primero mezclando los ingredientes en un bol y luego amasando sobre la encimera.

Ingredientes:

Para la masa:

  • 200 ml de agua o 100 de agua y 100 de leche o 200ml de leche. (Yo siempre elijo la 3 opción, sólo leche)
  • 50 gr de aceite
  • 1 nuez de levadura prensada
  • 400 gr de harina
El resto:

Lo que queráis, poniendo una base de tomate y orégano. En nuestro caso hecha os mano de lo que teníamos en el frigorífico:

  • 2 salchichas
  • 1/2 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • Queso emmental rallado
Preparación:

Ponemos la leche y el aceite en el vaso de la thermomix y programamos 1 minuto, velocidad 2 temperatura 40º. Añadimos la levadura y la harina y programamos 1 minuto a velocidad espiga. Retiramos la masa del vaso con las manos mojadas de aceite y amasamos un poco más. Con ayuda de un rodillo de cocina estiramos la masa y la colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Sobrará un poco que retiráremos con un cuchillo. Extendemos sobre ella la base de tomate y un poco de orégano y añadimos el resto de los ingredientes elegidos. Terminamos espolvoreando abundante queso emmental o mozzarela rallada sobre la pizza y metemos en el horno precalentado a 250º y bajamos la temperatura. 225º y horneamos durante 15 ó 20 minutos.

¡Ya me contaréis!

CONSEJO: Esta masa se puede congelar para su utilización posterior.

 

domingo, 11 de noviembre de 2012

Tarta de galletas de moka

Desde que vi esta tarta en el blog de Lola en la cocina esperaba la ocasión para hacerla. Y la ocasión llegó, una reunión en casa de mis padres, con mis hermanos y mi tío.

Es una tarta que como bien dice Lola, es de las de siempre, de las caseras, de las que tu madre preparaba cuando eras pequeñ@. Esta deliciosa y es fácil de hacer, eso sí, está mejor de una día para otro.

Ingredientes:

  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 140gr de azúcar
  • 10 gr de café soluble
  • 5 cl de agua
  • 2 huevos y 2 yemas
  • Galletas tostadas
  • Almendras picadas o laminadas
  • 1 vaso de leche
  • 1 chorrito de brandy
  • 2 cucharadas de café soluble
Preparación:

 
Trabajamos la mantequilla a temperatura ambiente en un bol con una cucharada hasta que adquiera una textura suave. Reservamos. En una cazo ponemos el agua, el café y el azúcar a calentar, sin remover, y dejamos hasta que rompa a hervir. Reservamos igualmente. En un bol batimos las yemas y los huevos con unas varillas eléctricas hasta que se espumen, entonces vamos añadiendo poco a poco el almíbar reservado en el cazo y batimos continuamente hasta que la mezcla se enfríe.Para finalizar, vamos añadiendo la mantequilla y seguimos batiendo sin parar. Llegará un momento en el que parezca que se ha cortado, pero seguid batiendo que pronto adquiere la consistencia deseada. Introducimos la crema en el frigorífico 15 minutos antes de comenzar a montar la tarta.

Comenzaremos a montar la tarta mojando las galletas en una mezcla de leche, brandy y café soluble. Las mojaremos sólo dejando que se humedezcan y no que se mojen demasiado porque se partirían. Colocamos las galletas sobre la fuente en la que vayamos a presentarla y vamos extendiendo una capa de crema de moka por encima. Haremos tantas capas como queramos teniendo en cuenta que tendremos que reservar un poco de crema para las paredes de la tarta y el adorno final.

Una vez montada y recubierta de crema, con ayuda de una manga pastelera decoramos por encima haciendo unos pequeños montoncitos de crema sobre los podemos poner una pepitas de chocolate. Esparcimos las almendras laminadas y tostadas por encima. Reservamos en el frigorífico hasta servirla.

¡Ya me contaréis!

 

sábado, 10 de noviembre de 2012

Mercado de Penalva

Ya sabéis que me escapo siempre que puedo a Portugal, a mi aldea en la que tanto me relajo y disfruto. Pues estos días de puente de Todos los Santos hemos estado allí. He hecho algunas fotos del mercado, para que podáis conocer algo más del entorno que rodea a la pequeña aldea donde nos quedamos. En esta ocasión fuimos al mercado de Penalva do Castelo, un pueblo situado a unos 15 kilómetros de Encoberta, que es como se llama la aldea. Pues bien, el mercado no es todos los días, ni mucho menos, es sólo un día a la semana, los viernes y en el podemos encontrar todo tipo de productos de elaboración propia, utilizando los métodos antiguos y productos del campo, ecológicos, por supuesto y sólo de temporada.

Un placer, no cabe duda. Además os enseño algunas fotos de paisajes que me fascinaron, en la Sierra de la Estrella, otoñales donde los haya y un postre casero que comí en un restaurante llamado O Abrigos, en el pueblo de Mateigas, llamado Farofias, del que ya tengo la receta que un día os publicaré, por supuesto.

Espero os gusten y animaos a visitar nuestro país vecino, si no lo conocéis. Sin duda disfrutaréis de sus hermosos paisajes, gente amable y estupendísima gastronomía.

¡Buen fin de semana!

Y recordad, ¡mañana toca Sweet Sunday: receta dulce!

viernes, 9 de noviembre de 2012

San Jacobos de berenjenas

La berenjena es un a verdura que me gusta mucho, suelo cocinarla de varias maneras y agregarlas a otros platos acompañando a otras verduras. Ya he publicado varias de estas recetas: berenjenas rellenas de carne, berenjenas asadas con anchoas y berenjenas a la parmessana. Hoy os dejo unos San Jacobos de berenjenas que están deliciosos. Creo que una buena manera de introducir a los más pequeños de la casa en la buena costumbre de tomar verduras.

Ingredientes:

  • Berenjenas medianas
  • Lonchas de queso para fundir (sabandijas de queso o cualquier queso en lonchas)
  • Jamón cocino en lonchas
  • Huevo
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva y sal
Preparación:

Lavamos y despuntamos las berenjenas. En este caso las he pelado, pero normalmente no lo hago, se pueden comer con la piel. Cortamos lonchas de un dedo de grosor pero lo hacemos longitudinalmente.Las metemos en un bol con agua y sal para que no amarguen o piquen después. A continuación, pasados unos 15 minutos, las secamos bien con un paño limpio. Entonces comenzamos a hacer una especia de bocadillos con ellas utilizando dos lonchas de berenjenas a las que le pondremos entre medio una loncha de queso y otra de jamón cocido. Batimos un huevo o varios, dependiendo de la cantidad de san Jacobos que vayamos a empanar y pasamos por él el san Jacobo de berenjena, teniendo cuidado de que no se abra. Podéis utilizar unos palillos de dientes si queréis para evitar que se abran calcándolos a modo de pincho. Después del huevo, pasamos el san Jacobo por el pan rallado y lo freímos en abundante aceite de oliva dejando que se ponga bien doradito para la que berenjena se ablande lo suficiente.

Os va a encantar ¡lo se!

¡Ya me contaréis!

 

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Crema de zanahoria

Hoy vamos con una recetilla light, que no lo he abandonado, no creáis. Sigo en el gimnasio y haciendo algo de dietilla, no todo lo que me gustaría, pero ¡menos es nada!. La mayoría de los días como carnes blancas o pescados a la plancha acompañados de alguna verdura, pero eso lo sabe hacer cualquiera y es aburrido, por eso no público demasiadas recetas light. Pero esta crema de zanahoria además de light es bastante rápida y fácil. Y ahora que parece que si ha llegado el otoño, con estas lluvias y días más fríos apetece alguna cosa calentita.

El truco cuando cocinamos recetas light es no pasarse con el aceite, ya sabéis, no estoy descubriendo la pólvora, ya lo se. Pero si a esta crema o cualquier otro plato bajo en calorías le ponemos demasiado aceite, deja ser light, así que cuidado con el aceite.

Ingredientes:

Para 4 personas:

  • 6-7 zanahorias
  • 4 patatas medianas
  • 1 cebolla
  • Sal
  • Aceite de oliva (4 cucharadas)
  • Agua.
Preparación:

Pelamos las zanahorias y las enjuagamos bien. Hacemos lo mismo con las patatas y la cebolla. En la olla en la que vayamos a hacer el puré o cremita ponemos las 4 cucharadas de aceite y refreímos la cebolla cortada a trozos. Una vez refrita añadimos las zanahorias y las patatas también cortadas a trozos. Ponemos sal y ponemos como 300 ml de agua, hasta que la veamos aparecer entre los ingredientes ya en la olla pero que no los cubra.

Llevamos la olla al fuego y lo dejamos cocer 1/2 hora. Al terminar batimos bien hasta dejar una crema sin grumos.

¡Ya me contaréis!

 

martes, 6 de noviembre de 2012

Roscos de la abuela

Toda la vida recuerdo a mi hermano pidiéndole a mi madre que le hiciera roscos. Luego no se cansaba de comerlos y comerlos y comerlos hasta que se acababan. Hacia bastante que no los comía y he de confesar que estos no los he hecho yo, son de mi madre, los originales de la abuela. Así qué os tengo que decir que no estaban buenos, estaban ¡deliciosos!

Os dejo la receta tal como mi madre me la dictó. Los ingredientes los contaremos por cada huevo, es decir, que si queréis doblar las cantidades debe ser doblando la cantidad de huevos. La harina siempre será la que admita, pero para 3 huevos necesita algo más del kilo.

Nosotros hicimos 3 huevos y salieron muchos roscos.



Ingredientes:

1huevos y por cada huevo....5 cucharadas de aceite, 5 de leche, 5 de vino dulce y el doble de azúcar. Es decir:

  • 3 huevos
  • 15 cucharadas de leche
  • 15 cucharadas de aceite
  • 15 cucharadas de vino dulce
  • 30 cucharadas de azúcar
  • Raspadura de 1 limón (para un huevo sería raspadura de un trozo del limón)
  • 1 trozo de cáscara de limón
  • 1 cuchadita de clavo molido o machacado. (Para un huevo serían 5-6 clavitos)
  • 1 sobre de levadura (para un huevo sería 1 cucharadita y media)
  • Harina de trigo ( la cantidad que admita) que viene a ser un poco más del kilo.


Preparación:

En una sartén ponemos el aceite con la cáscara de limón a freír. Una vez frito,retiramos la cáscara de limón se aparta y se deja enfriar. Utilizaremos el aceite solo. Machacamos o molemos el clavo. En un bol cascamos los huevos y le añadimos el aceite ya frío, la leche, el vino dulce, el azúcar, el clavo, la raspadura del limón y un sobre de levadura. Se mezcla todo bien y se le comienza a echar la harina y a amasar. La masa estará lista cuando no se pegue en las manos.

Se comienza a hacer las dormitas de los roscos y se fríen en abundante aceite de oliva bien caliente.

Si os gustan más dulces al sacarlos del aceite y estando calientes los pasáis por una mezcla de azúcar glas y canela molida, sólo azúcar, sólo canela, etc



¡Ya me contaréis!



 

viernes, 2 de noviembre de 2012

Refrito con espárragos

La receta de hoy es especial. Es de mi suegra y siempre es muy celebrada. Mi suegra es una estupenda cocinera, de las de siempre, de comidas caseras, de fogones antiguos. Estamos pasando unos días juntos en la Sierra de La Estrella, en nuestra aldea portuguesa y con el frío y la lluvia, los fogones nos han llamado. Y yo encantada de aprender de manos tan expertas.

Ingredientes:

  • 6 rebanadas de pan de campo( os dejo una foto para que veáis que masa tiene).
  • 4 tomates maduros.
  • 1 manojo de espárragos.
  • 1 pienso rojo y un pimiento verde (de los asar.)
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 dientes de ajo.
  • Aceite y sal.
Preparación:

En un sartén u olla profundita freímos los ajos, la cebolla y los pimientos, todo cortado en trozos grandes, en bastante aceite de oliva. Cuando esté ya todo pochado le añadimos los tomates pelados o sin pelar, al gusto, cortados a trozos y dejamos freír. Mientras cortamos los espárragos retirándoles la parte más durita del tallo y los dejamos un poco en agua caliente. Cuando el tomate este casi frito, añadimos los espárragos y dejamos 5-10 minutos más. Antes de apartarlo añadimos 1/2 litro de agua caliente ( de hervirla en un cazo) y dejamos que todo comience a hervir de nuevo. Cascamos los huevos y se los añadimos dejando que casi se cuajen. Añadimos la sal necesaria.

En un bol tendremos el pan desmigado al que le añadiremos poco a poco el refrito de la olla e iremos machacando con la ayuda del mazo de un mortero haciendo que se mezclen bien todos los ingredientes y que el pan se empape bien. Si nos gusta con el pan más entero removeremos menos y si nos gusta que este completamente deshecho removeremos más.

Os dejo algunas fotos más para que veáis el proceso y podáis entender mejor.

1.- El pan de campo es un pan de miga durita y mejor si tiene varios días.
2.- El pan ya desmigado.
3.- El refrito de pimientos, tomate, cebolla y ajos al que más tarde le añadiremos los espárragos.
4.- una vez añadida el agua vamos añadiendo el refrito al pan desmigado y mezclando con la maza del mortero.
Como veis en la foto, ella está utilizando un bol de madera típico de la sierra de Cádiz, pero en su defecto un bol de cualquier otro material vale también.
¡Ya me contaréis!